Por Wilson Purves, Abogado de Inmigración

Desde 1986 que millones de inmigrantes escuchan propuestas por parte de los políticos de turno con respecto a la “reforma migratoria”, también a veces criticada como “la amnistía”, por aquellos que consideran que los cambios a nuestras leyes migratorias deberían ampliar las restricciones y no ayudar a aquellos que están en el país de forma irregular. Como fue mencionado durante su campaña electoral, y durante su primer día al frente del gobierno en Estados Unidos, el Presidente Biden envió al Congreso una propuesta de reforma que tiene una visión realmente “progresiva” de lo que el parámetro legal del país debería ser en materia migratoria.

La propuesta, llamada “U.S. Citizenship Act” (Ley de Ciudadanía Estadounidense) va a requerir la aprobación de la cámara de representantes y también el Senado, en donde el Partido Demócrata no cuenta con mayoría absoluta. Desde ya que los cambios propuestos proponen un cambio significativo con respecto a las propuestas de la Administración Trump.

MILLONES DE INDOCUMENTADOS OBTENDRÁN RESIDENCIA Y EVENTUALMENTE CIUDADANÍA

Bajo esta propuesta, aquellos sin estatus legal que residen en EE.UU. desde antes del 1 de enero de este año podrían solicitar una residencia temporal que podría volverse permanente en un plazo de 5 años. Y a partir de ese momento, el proceso de ciudadanía de los estos aplicantes se demorara 3 años adicionales. Los aplicantes pasarán por un chequeo de antecedentes penales, se tendrán que poner al dia con sus impuestos y cumplir con ciertos requisitos básicos de elegibilidad para comenzar los trámites. Aproximadamente esta ley regularizará la situación migratoria de casi 11 millones de inmigrantes que hoy viven en Estados Unidos sin estatus alguno.

BENEFICIOS PARA LOS DREAMERS, BENEFICIARIOS DE TPS, Y LOS TRABAJADORES DEL CAMPO

Los beneficiarios DACA, los ya denominados “dreamers”, los incluidos dentro del programa de TPS y aquellos trabajadores agrícolas “que cumplan requisitos específicos” inmediatamente calificarían para la residencia permanente y al cabo de 3 años podrán hacerse ciudadanos. Se calcula que estos tres grupos aportarían aproximadamente 1.5 millones de aplicantes que en su mayoría ya cuentan con permiso de trabajo pero que actualmente no tienen un camino legal a la residencia permanente.

REUNIFICACIÓN FAMILIAR PARA AQUELLOS QUE CUENTEN CON PETICIONES DE FAMILIA APROBADAS

La propuesta de ley también intentará cambiar sistema actual de inmigración para las familias eliminando tiempos de espera y eliminando cupos disponibles para familias según su país de origen. Este cambio ayudará a los inmigrantes cuyas peticiones de familiares hayan sido aprobadas, a fin de que puedan unificarse con sus familiares en Estados Unidos de manera temporal mientras esperan por sus tarjetas de residencia.

UNA NUEVA MIRADA A LA SEGURIDAD FRONTERIZA

Aquí se plantea una diferencia sustancial con el MURO propuesto por la administración anterior. En énfasis estará dado por la implementación de tecnología que acelere el chequeo y al mismo tiempo detecte actividad criminal, especialmente en los puertos de entrada.

Esta mejora también tratará de manera expedita a aquellas personas que se acerquen a la frontera a fin de pedir protección de las autoridades Estadounidenses. El plan de legislación del nuevo gobierno promete la creación de “métodos legales y seguros” para los solicitantes de asilo y refugiados mediante el establecimiento de centros de procesamiento para registrar y procesar a desplazados.
En breve, lo que la administración Biden propone es un sistema migratorio más eficiente, humano, y que atienda a las necesidades actuales del país. Es también importante aclarar que por el momento esta propuesta no modifica de ningún modo el sistema migratorio actual y aquellas familias con casos pendientes deben seguir ajustándose a la legislación vigente hasta que los cambios propuestos se transformen en ley.


WILSON PURVES es asesor legal del Consulado de México en San Francisco para temas migratorios y es abogado Principal de KPB Immigration, quienes cuentan con más de 20 años de experiencia en todas las áreas de derecho de Inmigración.
ADVERTENCIA: El anterior artículo discute aspectos legales. No se considera un sustituto para el asesoramiento legal. Recomendamos que obtenga una asesoría legal acerca de su caso de parte de persona competente. Si quisiera este consejo de nuestras oficinas, por favor llame a los siguientes teléfonos: (415) 777-4445 (San Francisco); (916) 349-2900 (Sacramento); Walnut Creek (925) 222-5074, Napa (707) 408-8100 y San Jose (408) 963-0355.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.