Por Hugo Mata

Durante el mes de septiembre las celebraciones culturales no paran, especialmente en nuestra comunidad latina. Es el mes perfecto para mostrar el orgullo de nuestras raíces, de nuestra cultura, de nuestra comida y sobre todo de nuestra música. Lamentablemente, con estas y otras celebraciones, también se producen grandes cantidades de desechos; los cuales no son puestos en los lugares correctos y terminan fuera de los cestos de basura, en los desagües de la calle y contaminan nuestro medioambiente.

Algunos de estos incluyen los materiales orgánicos y compostables y una gran cantidad de artículos reciclables. En varias ocasiones, de primera mano, yo he podido observar cómo algunos grupos de gente, familias e individuos dejan atrás su basura después de la celebración.

La mayoría de los desechos incluyen platos y vasos hechos con espuma de plástico. En México este material se conoce como unicel, mientras que ingles el termino utilizado es styrofoam. Desechos que también aparecen en estas celebraciones incluye otros artículos hechos con plástico incluyendo manteles, utensilios, adornos y globos.

Por alguna razón, mucha gente piensa que es responsabilidad de los parques el limpiar los desechos que deja la gente una vez que terminaron su celebración. En realidad, las personas que organizaron el evento son responsables de dejar el área igual o mejor que como la encontraron. Aunque hay algunos cestos de basura disponibles en los parques para el uso público, no son lo suficientemente grandes para capturar toda la basura que algunas personas dejan.

Es importante que los botes de basura de los parques permanezcan cerrados y que haya basura saliendo de ellos. De la misma manera nunca hay que dejar bolsas llenas con basura junto a los cestos de basura. Cuando esto sucede, los animales silvestres, así como mascotas las rompen y pueden comerse los desechos. Además, en su énfasis de buscar comida, hacen un desorden regando la basura alrededor del bote. Aparte de que se ve mal, también crea un problema para las personas que trabajan en los parques, haciendo que las tareas de limpieza sean mas difíciles.

Este problema también lo vemos en eventos de celebraciones comunitarias donde es muy difícil controlar las acciones de grupos grandes. Cuando hay vendimia de comida, bebidas o de artículos en general, lo más seguro es que también haya generación de basura. Lamentablemente, mucha gente tira la basura al caminar o ni siquiera la deposita en los contendores que se han proveído. En la mayoría de los casos, ponen basura en el reciclaje y reciclaje en la basura, aun cuando cada contenedor tiene las etiquetas indicando que va en cada uno de ellos. Es aquí donde entra la responsabilidad propia, pero también la responsabilidad de los comerciantes y agencias que participen en estos eventos de recoger su basura.

Pero no todo este perdido. Así como hay personas que simplemente no ponen atención a la importancia de poner la basura en su lugar, también hay personas que se dan a la tarea de hacer su parte y educar a otros. Esto también es muy común en varios grupos donde algunas personas llaman la atención a las personas que no están haciendo las cosas correctamente. De cualquier manera, la responsabilidad siempre recae en uno mismo. Así que hay que hacer las cosas bien y poner la basura en su lugar, pero asegurándonos de que también separemos los reciclables y compostables.

Cada uno de sus condados cuenta con una guía de reciclaje, la cual ya esta en formato impreso o digital. En la mayoría de los casos también es una guía bilingüe.

Para el Condado de Sonoma vista www.zerowastesonoma.gov y obtén más información de como puedes hacer tu parte, y al mismo tiempo, tener una celebración donde los desechos son mínimos y la basura fue puesta en su lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.