Autoridades de salud informaron el lunes que el estado ha registrado una disminución del 75% en los contagios por COVID-19 y más del 40% en las hospitalizaciones.

Por está razón, a partir del miércoles las personas que están completamente vacunadas podrán dejar de usar mascarillas en entornos cerrados.

“A partir del miércoles 16 de febrero las personas ya vacunadas van a poder ir a restaurantes, a cines y a diferentes lugares como gimnasios, cualquier lugar público en el interior si está vacunado se puede quitar la mascarilla, el mandato continúa para las personas no vacunadas”, explicó Yurina Melara, secretaria de prensa del Departamento de Salud Pública de California.

El estado explicó que los negocios tendrán la potestad de pedir a sus clientes el certificado de vacunación.

Sin embargo, hospitales, cárceles, centros de cuidado de personas de la tercera edad y en el transporte público las personas deberán seguir utilizando el tapabocas sin importar su estatus de vacunación.

En cuanto a las escuelas, aún continuarán usando las mascarillas mientras las autoridades analizan los números de contagios entre los estudiantes.

Se espera que el 28 de febrero el gobernador Gavin Newsom ofrezca una actualización en cuanto a esta medida.

Fuente: Telemundo 48

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.