«Hay otras cepas del virus. Las cosas pueden cambiar”, afirmó el presidente al visitar una fábrica Pfizer.

Joe Biden admitió ayer que es posible que la vida no vuelva a la normalidad en 2021 debido a las mutaciones de COVID-19 y las posibles interrupciones en la producción de vacunas en EE.UU.

En una declaración separada, también ayer el Dr. Anthony Fauci dijo que las nuevas variaciones del virus significan que el gobierno y las empresas “tendrán que ser ágiles para adaptarse fácilmente para hacer versiones de la vacuna específicamente dirigidas a cualquier mutación prevalente”.

Fauci es considerado el médico de enfermedades infecciosas más importante del país y ha sido asesor de los gobiernos de Donald Trump y Biden, en la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.