La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) confirmó que trabaja en un plan piloto para entregar credenciales de identidad a inmigrantes indocumentados, los cuales tendrían varios beneficios tanto para autoridades como para estos extranjeros.

Se trata del programa Secure Docket Card (Tarjeta de Expediente Seguro), según confirmó la agencia a Axios. El plan piloto está integrado en el proyecto presupuestal que deberá ser aprobado a finales de este año con un fondo inicial de $10 millones de dólares.

“Secure Docket Card de ICE es parte de un programa piloto para modernizar varias formas de documentación proporcionada a los no ciudadanos liberados provisionalmente, a través de una tarjeta segura, verificable y consistente”, dijo un portavoz a ese portal de noticias.

Es decir, la información de los inmigrantes quedaría en el sistema de las autoridades y sería actualizada bajo el monitoreo constante.

El plan del Gobierno del presidente Joe Biden es que miles de inmigrantes que son liberados tras su ingreso a EE.UU. deben ser monitoreados, pero enfrentan problemas de acceso de vivienda, atención médica, transporte, entre otros.

Con la credencial, los no ciudadanos podrían tener una identificación oficial, que serviría de una especie de aval para aplicar por algunos beneficios a los que pudieran tener derecho en los estados donde viven.

No queda claro cuáles ayudas quedarían fuera, ya que hay programas federales que son estrictos para no ser destinados a indocumentados.

El plan piloto podría ayudar también a tener mayor control de ICE y la coordinación con autoridades judiciales, a fin de determinar cuál es al situación de cada caso, según fuentes consultadas por Axios.

El reporte señala que la identificación incluiría un código QR que proporcionaría al afiliado acceso a información y documentos judiciales a través de una aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.