Los funcionarios del condado anunciaron ayer martes que Marín pasa del color restrictivo púrpura al rojo

De acuerdo a este nivel, en el condado de Marin , los establecimientos minoristas y los centros comerciales cubiertos podrán operar al 50% de su capacidad, aunque los patios de comidas deben permanecer cerrados.

Los restaurantes y los cines pueden operar en el interior al 25% de su capacidad o 100 personas, lo que sea menor, y los gimnasios y los estudios de fitness pueden reabrir en el interior al 10% de su capacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.