El Concejo Municipal de San Rafael aprobó una ordenanza que obliga que los propietarios paguen hasta $ 21,380 a los inquilinos que sean desalojados en partes del vecindario del Canal.

La ordenanza, aprobada por unanimidad en una primera lectura el lunes, se aplica solo en la «zona de oportunidad» del Canal, una designación federal que proporciona incentivos fiscales para los desarrolladores que renuevan propiedades en el área.

Hay 245 propiedades en la zona de oportunidad del Canal, que es la única comunidad con tal designación en Marín.

En esas 245 propiedades hay
1,679 viviendas en el área, la mayoría de las cuales son apartamentos y 13 propiedades no residenciales, según un informe de la ciudad.

Abarca a los inquilinos que ocupan las viviendas incluidas en las calles Canal, Mill, Sonoma, Fairfax, Novato y Larkspur, además de una sección de Kerner Boulevard.

Los inquilinos en el área enfrentan un mayor riesgo de desalojo debido a la designación de zona de oportunidad, dijo Ethan Guy, un analista de la ciudad.

Una ley existente de San Rafael requiere que los propietarios paguen tarifas de “asistencia de reubicación para inquilinos” equivalentes a dos meses de alquiler a inquilinos de bajos ingresos en toda la ciudad que sean desalojados debido a renovaciones de la propiedad. Pero la nueva ordenanza aumenta esos pagos a los inquilinos en la zona de oportunidad y no los restringe a los hogares de bajos ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.