El martes alrededor de las 12:25 p.m., la policía recibió un reporte sobre una mujer que aseguraba que un hombre se había montado en su carro y la había secuestrado junto a su hija y a su nieta de solo 4 años.

El sospechoso obligó a la víctima a conducir hasta una estación de gasolina ubicada cerca del camión de comida de Maritza.

En ese momento fue que comenzó el caos.

«(La mujer) decía help me, help me, la señora se distanció, el hombre la siguió, ella se echó a correr con su criatura pegando gritos, les abrí la puerta y le dije pasa con tu niña y dejó a su niña y ella siguió», contó Maritza.

Las personas que se encontraban en la estación de servicio llamaron al 911 y las autoridades llegaron al lugar en cuestión de minutos logrando arrestar al sospechoso.

Fuente:
Telemundo Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.