El gobernador de California, Gavin Newsom, quien hace tres años impuso una moratoria a las ejecuciones, ahora se está moviendo para desmantelar el corredor de la muerte más grande del país trasladando a todos los presos condenados a otras prisiones dentro de dos años.

El objetivo es convertir la sección de la Prisión Estatal de San Quentin en un “ambiente positivo y curativo”.

“Estamos comenzando el proceso de cerrar el corredor de la muerte para reutilizar y transformar las unidades de vivienda actuales en algo innovador y anclado en la rehabilitación”, dijo a The Associated Press la portavoz del departamento de correccionales Vicky Waters.

California, que llevó a cabo una ejecución por última vez en 2006, es uno de los 28 estados que mantienen corredores de la muerte, junto con el gobierno de EE. UU., según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte. Mientras que otros estados como Illinois han abolido las ejecuciones, California está fusionando a sus reclusos condenados con la población carcelaria general sin esperar que ninguno se enfrente a la ejecución en un futuro próximo.

Oregón transfirió de manera similar su población condenada mucho más pequeña a otras viviendas para reclusos hace dos años.

Newsom, un demócrata, impuso una moratoria a las ejecuciones en 2019 y cerró la cámara de ejecución del estado en San Quentin, al norte de San Francisco. Ahora su administración está dando la vuelta a una iniciativa aprobada por los votantes en 2016 destinada a acelerar las ejecuciones al capitalizar una disposición que permitía sacar a los presos del corredor de la muerte.

Los funcionarios penitenciarios comenzaron un programa voluntario programa piloto de dos años en enero de 2020 que hasta el viernes había trasladado a 116 de los 673 reclusos varones condenados del estado a una de las otras siete prisiones que cuentan con instalaciones de máxima seguridad y están rodeadas de cercas electrificadas letales.

Tienen la intención de presentar propuestas de regulaciones permanentes dentro de unas semanas que harían obligatorias las transferencias y “permitirían la reutilización de todas las unidades de vivienda del corredor de la muerte”, dijo Waters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.