Queensland Environment, una agencia ambiental del gobierno de Australia, declaró que se había capturado a un gigante cocodrilo involucrado en la desaparición el 11 de febrero de Andrew Heard, un pescador en una isla al norte de Queensland en el país de los canguros.

Andrew Heard fue visto por última vez hace varios días cuando dejó su yate en la isla Hinchinbrook, cerca de la costa del noreste de Australia. Su esposa llamó a las autoridades cuando el hombre dejó de responder a la radio.

El cocodrilo de agua salada es conocido como la especie de cocodrilo más grande, ya que puede alcanzar hasta 7 metros de longitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.