UNA MUJER SIN CASA QUE SE ENCUENTRA EMBARAZADA DE 18 SEMANAS

VIVE EN UN CARPA A LA INTERPERIE DEL FRÍO CLIMA

Crystal Ellis se está preparando para grandes cambios en su vida. Tiene 18 semanas de embarazo de su primer hijo. Está comprometida y planea una boda el 10 de febrero con su prometido James en la oficina del Registro del Condado.

Ellis, de 28 años, James, su pareja, tampoco tiene hogar. Su «dirección» actual es una carpa de nailon instalada junto al paso elevado de Imola Avenue, justo al otro lado de la calle del South Napa Century Center.

“Quiero entrar en un lugar», un apartamento o una casa, dijo. «Pero los ingresos me están frenando». Ellis no tiene trabajo y tampoco su pareja James.

Ellis dijo que fue una ex joven adoptada, nació en Napa pero se crió fuera del condado. Ha estado sin hogar en Napa desde aproximadamente septiembre de 2019.

Después de la escuela secundaria, donde obtuvo un promedio de calificaciones de 4.0, Ellis, paso por un mal momento en su vida, tuvo problemas de consumo alcohol y drogas, pero ahora se encuentra sana.

Sin embargo, cambió las cosas lo suficiente como para inscribirse en NVC, donde tomó clases de fotografía. Ella realmente los disfrutó y guarda ejemplos de su trabajo en su teléfono celular. “Fue bien hasta que llegó COVID”, dijo Ellis. Su computadora portátil se rompió y no pudo continuar esas clases.

«Cuando esto termine, planeo volver» a la universidad, dijo Ellis.

No puede trabajar debido a un trastorno de estrés postraumático (TEPT), depresión, ansiedad y otras dolencias, explicó Ellis.

«Dijeron que era muy inestable emocionalmente cuando era niña», dijo, aunque ahora no se describe a sí misma de esa manera.

«Creo que pude controlar mi ira», dijo.

Ellis sobrevive con aproximadamente $ 948 en ingresos de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) por mes y aproximadamente $ 200 por mes en “cupones” de alimentos. No tiene licencia de conducir y no conduce.

En enero de 2020, Ellis conoció a James, de 35 años.

«Vi a James parado afuera del refugio para personas sin hogar fumando un cigarrillo, y me gustó», dijo con una sonrisa.

“Una cosa llevó a la otra”, y los dos han sido pareja desde entonces.

Tener una pareja la hace sentir más segura en el campamento, dijo Ellis. «Él puede protegerme, pero tengo a Mace por si acaso», dijo.

Sin embargo, la gente alrededor de su campamento generalmente se reserva «y así es como me gusta. Ellos no me molestan, así que nosotros no los molestamos «.

En una tarde de miércoles fría y ventosa, Ellis hizo un recorrido por el campamento donde vive desde junio.

Fuente de información: Napa Valley Register
Por: Jennifer Huffman

https://napavalleyregister.com/news/local/homeless-and-pregnant-one-napans-story/article_1ff9ed8e-a7d9-5214-8672-9940a52756cb.html#tracking-source=home-top-story

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.