A pocos días de graduarse de la universidad, Jennifer Rocha supo que tenía que hacer algo inolvidable por sus padres. Y así fue.

Esta joven de California regresó al campo vestida con su toga para agradecerles los sacrificios y el apoyo que le habían brindado no solo durante la carrera, sino durante toda su vida. También aprovechó para una sesión de fotos ya que por la pandemia no habrá ceremonia de graduación.

Allí, rodeada de su familia, dijo unas palabras y les agradeció haberla llevado al campo para aprender que el trabajo duro es también gratificante. Ella es la tercera de sus hijas en graduarse de la universidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.