DACA, TPS Y DAPA: PRIMERAS MEDIDAS DE LA FUTURA ADMINISTRACIÓN BIDEN

Por Wilson Purves 

Abogado de Inmigracion

Cuando el Presidente electo Biden ingrese a la Casa Blanca, es muy probable que intente hacer cambios al legado de su predecesor, e inmigracion puede llegar a ser uno de los temas en los cuales el nuevo Presidente propone una agenda muy diferente a la de su antecesor. Si bien algunas medidas pueden ser modificadas prácticamente de manera automática, existen áreas donde se deberá trabajar por un largo tiempo para poder modificar nuestro sistema actual de beneficios migratorios primariamente administrados por USCIS (el Servicio de Inmigracion por sus siglas en Inglés).

Una propuesta de reforma migratoria podría ser presentada al Congreso a partir de Enero 2021, esta y otras medidas como eliminaciones de restricciones de viajes (“travel ban”) para personas originarias de ciertos países musulmanes, las limitaciones a los profesionales extranjeros,y otras restricciones de movilidad debido a la pandemia del Covid 19.

Sin embargo, la comunidad hispana realmente quiere informarse sobre aquellos programas existentes que pueden brindar beneficios inmediatos a los aproximadamente 12 millones de inmigrantes que hoy viven de manera indocumentada dentro de Estados Unidos.

TPS y un camino a la residencia para casi 400,000 inmigrantes Centroamericanos

El status temporario protegido (conocido como TPS) fue desmantelado por la Administración Trump y salvo una decisión inminente por parte del nuevo Presidente esta decisión sería efectiva a partir del 4 de Enero de 2021.

Inmigrantes de El Salvador, Honduras y Nicaragua deberían regresar a sus países en los próximos meses y muchos de ellos (salvo aquellos de nacionalidad Salvadoreña) no podrían mantener sus permisos de trabajo vigentes más alláde esta fecha.

Este grupo en particular, que lleva residiendo legalmente en este país desde hace más de 2 años seguramente contará con un camino a la residencia en cualquier programa de reforma.

DACA para volver a soñar

Debido al fallo de la Corte Suprema de este último verano, los casi 700,000 dreamers que ya cuentan con su estatus DACA van a poder mantenerlo mientras continúan renovando sus permisos de trabajo y cumpliendo con los requisitos de elegibilidad que se vienen observando desde el 2012.

Sin embargo, y dado el esfuerzo de la administración Trump de eliminar este programa humanitario, existe un grupo de aproximadamente 400,000 jóvenes que teoréticamente califican para el DACA pero no hay podido enviar sus aplicaciones simplemente porque USCIS ha mantenido un rechazo a este beneficio inclusive luego de la decisión de la Corte Suprema.

El candidato Biden, durante su campaña y luego de ser declarado ganador de la contienda electoral indicó claramente que el programa va a continuar operando del mismo modo que fuera implementado durante su Vicepresidencia, lo cual es una gran noticia para miles de jóvenesque no pudieron aplicar desde Septiembre de 2017 al presente.

Desde un punto de vista profesional, es recomendable que todos estos potenciales aplicantes comiencen a recolectar records que acredite presencia física desde Junio 2007 a la fecha ya que los cambios se anunciarán de manera inminente a partir del 20 de Enero y un programa de reforma debería incluir un camino a la ciudadanía para los denominados “dreamers”.

DAPA: la amnistía que no fue

Desde Noviembre 2014, cuando el Presidente Obama anunció la creación del programa DAPA (para aquellos inmigrantes sin estatus legal que puedan demostrar buen carácter moral, hijos/ascon residencia o ciudadanía, y presencia física por 5 años) que toda la comunidad hispana ha esperado por una respuesta comprensiva por parte de USCIS para solucionar este gran problema (12 millones de personas que no cuentan con ningún estatus migratorio).

Para ver este problema en contexto actual, si la Administración Biden logra mantener el DACA y el TPS solamente le brindará alivio migratorio a menos del 10% de aquellas personas que todavíalo necesitan.

Con el marco político actual, y con la incertidumbre de un control bicameral por parte de los Demócratas, es probable que aprobar e implementar una reforma comprensiva sea un proyecto a largo plazo y es por este motivo que en mi opinión la nueva Administración considerará el programa DAPA (o alguna versión similar)como una alternativa temporal para millones de familias que necesitan una respuesta a este problema de manera inmediata.


WILSON PURVES es asesor legal del Consulado de México en San Francisco para temas migratorios y socio del bufete de Abogados de KEROSKY PURVES & BOGUE, quienes cuentan con más de 20 años de experiencia en todas las áreas de derecho migratorio.

ADVERTENCIA: El anterior artículo discute aspectos legales. No se considera un sustituto para el asesoramiento legal.
Recomendamos que obtenga una asesoría legal acerca de su caso de parte de persona competente.

Si quisiera este consejo de nuestras oficinas, por favor llame a los siguientes teléfonos: (415) 777-4445 (San Francisco); (916) 349-2900 (Sacramento); (925) 222-5074 (Walnut Creek);(707) 408-1000 (Napa) y (408) 963-0355 (San José).

Facebook Comments

Autor entrada: admin

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.