Iguales, similares, diferentes y únicos

LA COLUMNA DE LA DOCTORA MARISOL
Doctora Marisol
marisolmunozk@gmail.com.

Acontecimientos de actualidad en todas partes muestran situación tras situación en las que la ignorancia, los prejuicios y la violencia promulgada por los seres humanos, basadas en lo que nos diferencia, nos están lastimando dolorosamente.

¿Cómo mantener abiertos los ojos, oídos, mente, corazón, manos, brazos, a pesar del dolor, el temor y el furor? ¿Cómo responder de manera constructiva, contribuyendo y propiciando la reparación y la sanación? ¿Cómo aprender? ¿Cómo mantener viva la esperanza?

He aquí algunas ideas…
• Los seres humanos somos más parecidos de lo que somos diferentes
• Existen notables similitudes y diferencias entre las personas de grupos definidos por raza, etnia, género, religión y posición socio-económica
• Todos y cada uno de nosotros es único

Estas declaraciones, aunque superficialmente parecen ser mutuamente excluyentes, a la vez son ciertas y significativas, ¿no le parece? Tanto lo que tenemos en común como nuestra idiosincrasia hacen que la convivencia en comunidad sea una experiencia compleja, mas también nos ofrecen amplias razones y oportunidades para apreciar y para aprender.

Iguales y Similares

Como terrícolas, como seres humanos, y como vecinos, compartimos espacio y recursos de todo tipo con otros con quienes compartimos o no nuestro historial o nuestras historias. Podemos aprovechar los puntos de convergencia y divergencia cuando nos cruzamos en el mercado, o en los medios sociales…

De hecho, en términos genéticos, somos muchísimo más parecidos entre sí de lo que somos diferentes los unos de los otros. Los aspectos universales y naturales de la experiencia humana son transculturales, meta-culturales. La familia que vive en el hogar vecino es, en algunos aspectos, como todas las otras familias; y también lo es la suya, y la mía. A pesar de que podamos parecer, sonar, o actuar de maneras muy diferentes, nos relacionamos como miembros de la misma especie, y como residentes del planeta Tierra. El reto es aprender a relacionarnos de maneras respetuosas, consideradas, civiles, armoniosas, cultivando lo que tenemos en común.

Diferentes y Únicos

Sin duda, existen diferencias notables entre las personas que pertenecen a culturas específicas, y también existen distinciones significativas entre las subculturas. Nuestros vecinos son, en algunos aspectos, como otros con su patrimonio compartido, tal como nosotros somos similares a aquellos cuyas raíces compartimos. A todos nos beneficia cuando abrimos las puertas y ventanas de nuestro pensar, de nuestras pantallas y de nuestro hogar para compartir y disfrutar con nuestros vecinos de las vistas, sonidos y olores de nuestras culturas…

Y sí, cada uno de nosotros es tan único como nuestras huellas digitales. Todos y cada uno de nuestros vecinos son de alguna manera como ninguna otra persona, con rasgos distintivos que caracterizan su personalidad, independientemente de las fronteras nacionales y las barreras raciales.
Así que tengamos cuidado, ¡pues todas las generalizaciones son injustas!
¿Qué tal si nos saludamos de manera que se encuentren los aspectos más sabios y benignos de nuestra naturaleza humana, de nuestras tradiciones socioculturales, y de nuestra individualidad?

Para más información e inspiración, escriba a la Doctora Marisol a Marisolmunozk@gmail.com.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.