15 de Junio: Se celebra el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez

Nilda Fernández pidió mayor amor para los ancianos y denunciar toda clase de abusos

Nilda Fernández , Supervisora del Programa de Asistencia para Víctimas de Violencia Doméstica, forma parte de la Fiscalía del Condado de Marín, oficina que funciona dentro del Centro Cívico de San Rafael.

El maltrato y abuso físico, psicológico y social que padecen nuestros ancianos,víctimas de familiares, vecinos y entidades públicas y privadas, representa un grave problema para nuestra sociedad.

Hasta hoy en día, el maltrato de los ancianos sigue siendo un tema tabú, por lo común subestimado y desatendido por sociedades de todo el mundo. Sin embargo, cada día hay más indicios de que el maltrato de los ancianos es un grave problema de salud pública y social.

La Red Internacional para la Prevención del Abuso y Maltrato a la Vejez (INPEA) proclamó el 15 de junio de 2006 en Nueva York, como el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez,

En esta especial fecha, hago un llamado a todos los residentes de Marín y del Area de la Bahía, para que brinden mayor amor a su seres queridos de edad avanzada y lo protegan de cualquier abuso y maltrato , dijo Nilda Fernández , Supervisora del Programa de Asistencia para Víctimas de Violencia Doméstica, forma parte de la Fiscalía del Condado de Marín cuya oficina funciona dentro del Centro Cívico de San Rafael.

“ Este programa está diseñado para ayudar a todas las personas ancianas víctimas de todo tipo de delitos, en el condado de Marin”, manifestó Fernández quien trabaja en la Fiscalía del condado de Marin cerca de 20 años

“En el condado hay 13 estaciones de policía. Nosotros todos los días recibimos reportes policiales, ya sea de violencia doméstica, asalto sexual, homicidios, intentos de homicidio, etc. Inmediatamente nos encargamos de contactarnos con las víctimas y con los testigos para ayudarles en el proceso legal desde el principio hasta el fin”, dijo Fernández.

Agregó que el programa le ayuda a saber sus derechos como víctima de algún tipo de agresión sin importar su estatus migratorio. A esta ayuda también se suma la asistencia médica y psicológica que se le da a la víctima, esto, dependiendo de las necesidades de cada caso en específico.

Al explicar los pasos que sigue en un proceso de violencia doméstica, Nilda Fernández dijo “Por ejemplo, en el caso de violencia doméstica, nuestra oficina se pone en contacto con la fiscalía. Si el Fiscal decide poner cargos contra el denunciado, el caso se va a audiencia y el criminal es reportado a la corte donde el juez le pone cargos, y en la mayoría de los casos se les da orden de restricción para que el acusado no se pueda acercar a la víctima o familia”. Cabe resaltar que toda información proporcionada por la víctima o testigos quedará en completa confidencialidad.

El Programa de Asistencia para Víctimas y Testigos, está específicamente destinada a la comunidad Hispana, cuenta con empleados altamente capacitados que hablan Español, quiene les ayudan a las víctimas a llenar sus papeles, traducirles, informarles paso a paso el seguimiento de su caso de principio a fin,recalcó Fernández.

Nosotros los latinos no estamos acostumbrados a decir las cosas y a reportar cualquier acto violento que nos pasa por temor a ser deportados por ser indocumentados, nuestra oficina es totalmente confidencial, no somos una oficina de inmigración. Acá nadie cuestiona qué tipo de papeles posee la víctima ni su situación legal, dijo Fernández acerca de la confidencialidad de los casos.

Cualquier ayuda o denuncia que una persona desee realizar en el condado de Marin, sobre abuso de ancianos o cualquier persona, pueden llamar al teléfono (415) 473-5080, o comunicarse con el departamento de la policia

Facebook Comments

Autor entrada: admin

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.