Fiscal acusa al presidente de Honduras de recibir millones de dólares del narcotráfico

El político hondureño Juan Antonio «Tony» Hernández traficó durante años toneladas de cocaína a Estados Unidos bajo la protección de su hermano, el actual presidente de la nación centroamericana, dijo un fiscal en el arranque de su juicio este miércoles.

En su declaración de apertura en la corte federal de Manhattan, el fiscal federal adjunto Jason Richman dijo al jurado que incluso «Tony» Hernández recibió personalmente un soborno para su hermano del narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán.

La presentación se produjo meses después de que otros documentos de la corte federal de EE.UU. mostraran que el presidente actual y algunos de sus asesores más cercanos se encontraban entre los objetivos de una investigación de la Administración de Control de Drogas (DEA), lo que arroja más dudas sobre la afirmación de Estados Unidos de que Honduras habría ayudado a detener el flujo de drogas.

Estados Unidos ha sido un firme defensor de la administración de Hernández, invirtiendo millones de dólares en la cooperación de seguridad para detener la cocaína que se dirige a EE.UU. desde América del Sur.

La oficina del presidente hondureño dijo a través de Twitter el sábado que Hernández “niega categóricamente las acusaciones falsas y perversas”.

El fiscal Jason Richman aseguró que Tony Hernández pertenecía a “una organización auspiciada por el Estado que distribuyó cocaína durante años” en Estados Unidos con la meta de embolsarse millones de dólares, y que era protegida por una red de funcionarios hondureños corruptos, entre ellos “alcaldes, legisladores, generales de las fuerzas armadas, jefes de la policía”.

Richman también acusó al exdiputado de ordenar al menos dos asesinatos de narcos entre 2011 y 2013.

La justicia estadounidense asegura que el dinero de la droga enriqueció al acusado y financió campañas de varios candidatos de su Partido Nacional, incluidas la del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) y las de Juan Orlando Hernández, electo en 2013 y reelecto en unos cuestionados comicios en 2017.

Una moción presentada en agosto por la fiscalía de Manhattan para el proceso indica que el presidente Hernández recibió de un narcotraficante que coopera ahora con la fiscalía al menos 1,5 millones de dólares de dinero para su primera campaña, y un millón de lempiras (unos 40.000 USD) para la segunda.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.