Policía detiene a niña de 6 años por una rabieta en una escuela de Florida

Kaia Rolle, una niña estadounidense de tan solo 6 años, fue esposada y arrestada el pasado jueves en Orlando (Florida) después de tener una rabieta en el colegio y dar una patada a un trabajador del centro educativo, reportan medios locales.

Su abuela, Meralyn Kirkland, dijo que quedó en ‘shock’ cuando recibió una llamada informándole de que un oficial de seguridad de la Academia Lucious y Emma Nixon había arrestado a su nieta y esta se encontraba bajo custodia policial.

“¿Qué significa que la han arrestado?”, fue su reacción de sorpresa, reportada por WTFLA, afiliada de NBC. La mujer cuenta que la respuesta fue: “Hubo un incidente, y ella dio una patada a una persona. Le han atribuido un cargo y se la están llevando”.

La mujer explica que la pequeña, que se llama Kaia Rolle, sufre un trastorno médico definido apnea del sueño que le provoca reacciones inesperadas. Pero cuando trató de explicárselo también al agente que la detuvo, identificado por la policía de Orlando como Dennis Turnes, él no lo aceptó como una justificación válida, reporta WKMG.

“Bueno, yo también tengo apnea del sueño y me comporto así”, serían las palabras que el agente le dirigió y que Kirkland refiere.

En este centro le tomaron las huellas dactilares y le hicieron las tradicionales fotografías policiales a la pequeña, para incredulidad de su abuela Meralyn Kirkland, según le contó al canal local WKMG.

La indignada abuela no termina de creerse por lo que tuvo que pasar su nieta. «¿Cómo le haces eso a un niño de 6 años y solo porque ella pateó a alguien?», se preguntó.

La Policía de Orlando ha informado de que está investigando la actuación de Turner, que detuvo ese mismo día a otro menor, en este caso de 8 años, que fue puesto en libertad después de ser procesado en el centro de detención juvenil.

Según la agencia local del orden, antes de que uno de sus oficiales detenga a un menor de 12 años debe recibir aprobación por parte de un supervisor, cosa que Turner nunca hizo. Florida es uno de los trece estados de EE.UU. en el que no existe una edad mínima para ser detenido, de modo que no es extraordinario que niños de edad temprana den con sus huesos en comisaría por delitos como robar una piruleta, besar en la mejilla a una compañera de clase o patalear, como la pequeña Kaia.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.