Suben a 34 los muertos por incendio de barco en California

Se han recuperado 20 cuerpos del incendio fatal de un bote cerca de la isla Santa Cruz, California, según el sheriff del condado de Santa Bárbara, Bill Brown.

Cuatro cuerpos fueron recuperados inicialmente antes de la conferencia de prensa del lunes, dijo Brown, y 16 cuerpos adicionales fueron recuperados el lunes por la noche.

Al menos 25 personas murieron y otras 9 continúan desparecidas tras incendiarse de madrugada la embarcación de recreo en la que viajaban para una expedición de buceo frente a la costa de Santa Bárbara.

El barco ardió y se hundió en mitad de la noche con 33 pasajeros y 6 tripulantes a bordo. Cinco personas, todos miembros de la tripulación, fueron rescatadas por otro barco en los primeros minutos del suceso.

Según informó el Departamento de Bomberos del condado de Ventura en una rueda de prensa, a las 3.15 de la madrugada del lunes agentes de la Guardia Costera oyeron por la radio un llamada en la que se alertaba del que el barco Conception estaba ardiendo.

Se trata de una embarcación de recreo de unos 23 metros de eslora. Cuando comenzó la operación de ayuda, sobre las 3.30, el barco estaba «envuelto en llamas», según describió la capitana Monica Rochester, de la Guardia Costera.

La dueña del barco hundido es la empresa Truth Aquatics. Esta opera varios navíos similares que se suelen alquilar para viajes por el Archipiélago del Norte. El Concepción estaba en uso desde 1981 y en todos sus años de funcionamiento no había registrado ningún incidente de este tipo. Según el diario «Los Angeles Times», esa compañía es una de las más exitosas en viajes de submarinismo a las islas californianas, un destino de vacaciones muy popular en la costa oeste de EE.UU.

El gobernador Gavin Newsom lamentó el «trágico incidente» en un mensaje en Twitter, mientras que la senadora y aspirante presidencial de su partido Kamala Harris, que representa al mismo estado, aseguró que el suceso le «partía el corazón».

Los dueños del Grape Escape, Bob y Shirley Hansen, narraron al The New York Times que estaban dormidos cuando escucharon un chapoteo a un costado de su velero de 18 metros (60 pies) de eslora alrededor de las 3:30 de la mañana y descubrieron a los aterrados tripulantes. Dijeron a la pareja que huyeron cuando el fuego se salió de control.

“El otro bote estaba totalmente devorado por las llamas, de proa a popa”, dijo Bob Hansen, que calculaba que estaba a no más de 90 metros (100 yardas) de su navío. “Podía ver el fuego saliendo por los lados del bote. Había explosiones… Era horrendo”.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.