Presidente de Brasil continúa acusando a las ONG de ocasionar los incendios en la Amazonía

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, admitió este jueves que no tiene pruebas para acusar a las ONG por los incendios que devastan parte de la Amazonía, pero reiteró que ellas son las «mayores sospechosas» por el desastre causado por la sequía, las altas temperaturas y también por la deforestación.

«Pueden ser hacendados también, todo el mundo es sospechoso, pero la mayor sospecha viene de las ONG», dijo Bolsonaro a periodistas cuando salía del Palacio da Alvorada, la residencia presidencial.

«¿Quieren que culpe a los indios? ¿Quieren que culpe a los marcianos? Pero, a mi entender, un indicio muy fuerte es la gente de las ONG que perdió la ‘teta’, es sencillo», agregó el gobernante, quien reconoció que no tiene pruebas para sostener su afirmación.

«No estoy defendiendo incendios ni diciendo que siempre los hubo y los habrá, no es eso. Infelizmente, sucede eso a lo largo de la vida de la Amazonía y ahora me acusan de ser ‘Capitán Nerón’, colocando fuego allá irresponsablemente. Están haciendo campaña contra Brasil», subrayó.

Bolsonaro, que niega el cambio climático y preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas de la selva a actividades agropecuarias y a la minería, volvió a cargar contra la “psicosis ambiental” que obstruiría el desarrollo del país.

“Esa psicosis ambiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medio ambiente. Yo quiero salvar a Brasil”, declaró, y defendió el cambio de orientaciones respecto a las últimas décadas: “Si era para hacer lo mismo hasta ahora, el pueblo tendría que haber votado por otras personas. El pueblo está con nosotros. Mi base es el pueblo”, proclamó.

El Ministerio del Medio Ambiente ha atribuido esa situación a una vasta sequía en las regiones norte y centro oeste del país, pero las organizaciones defensoras de la Amazonía tienen otra opinión.

Muchos grupos ecologistas sostienen que las llamas son producto de la acción del hombre y, en particular, de hacendados alentados por la intención de Bolsonaro de avanzar en la explotación de la región amazónica en los flancos de la minería y la agropecuaria.

En una entrevista publicada este jueves por el portal UOL, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, declaró que el Gobierno pretende conformar un equipo, integrado por varios organismos, para realizar acciones de desarrollo económico en la región y mejorar el sistema de recolección de datos y fiscalización.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.