Más de 900 niños migrantes han sido separados por política de Trump

Más de 900 menores inmigrantes han sido separados de sus padres o familiares desde que un juez ordenó detener la práctica hace más de un año, informó en un comunicado la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU).

“El gobierno está separando sistemáticamente a un gran número de familias en base a antecedentes penales menores, acusaciones muy dudosas de falta de aptitud y errores en la identificación de relaciones de buena fe entre padres e hijos”, dijo la ACLU en una presentación ante un tribunal de distrito federal en San Diego.

En Tribunal de Distrito en San Diego y mediante una demanda, la ACLU señaló que la separación de menores, que se basó en la «historia criminal, la determinación unilateral y sin respaldo de los demandados», ocurrieron entre el 28 de junio de 2018 hasta el 29 de junio del 2019.

Asimismo, la ACLU expuso que las separaciones han incluido bebés y continúan siendo un problema grave dentro de la Administración de Trump, puesto que además de dividir a las personas constituye un desafío a la ordenanza del juez Dana Sabraw.

La presión política, además algunas imágenes de niños llorando que crearon puro estupor en la opinión pública, llevó a Trump a anunciar que las familias permanecerían unidas, aunque sin explicar muy bien cómo, pues evitó desdecirse de su credo sobre la mano dura. Un juez federal de San Diego lo acabó de determinar al cabo de unos días, cuando dio 30 días al Gobierno para reunir a los niños con los padres.

Ahora, según el Departamento de Seguridad Interior, la separación de los niños migrantes y sus padres o tutores legales a la hora de cruzar la frontera es excepcional. La mayoría se debe a que los adultos han cometido algún tipo de delito (administraciones anteriores, como la de George Bush hijo o Barack Obama, apartaban a los menores si podían correr peligro de abusos o dependían de un adulto con delitos graves). La ACLU, sin embargo, alega que las actuaciones separaciones se justifican por delitos menores.

Finalmente, el presidente Trump ordenó poner fin a su política de «tolerancia cero» el 20 de junio del año pasado, sin que nunca haya quedado claro si todos los pequeños separados pudieron ser reunificados con sus familias.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.