Sismólogos calculan que falla de San Andrés generaría un «gran terremoto» antes de 2030

Un sismo de magnitud 6,4 sacudió el sur de California, en el oeste de Estados Unidos, dejando heridos leves pero ningún daño importante, según los primeros balances disponibles.

El temblor fue el más fuerte en ese estado desde 1999 y se sintió en un área extensa, despertando el fantasma de «El Grande» (The Big One), un terremoto potencialmente devastador que se teme golpee en algún momento el oeste del país.

Un grupo liderado por la geóloga, Susanne Jänecke presentó un estudio que señala la posibilidad de un megaterremoto dentro de los próximos 30 años al sur del estado.

La geóloga Jänecke señala que incluso la afectación del terremoto podría ser más potente de lo estimado sobre la falla de San Andrés, motivado a que los recientes sismos tuvieron cierta interacción con la falla.

Estos estudios reactivan la alarma más temida entre los locales sobre un megaterremoto que podría acabar con un aproximado de 1.800 vidas, de acuerdo con un informe del Servicio Geológico (USGS sigla en inglés) de EE.UU.

El USGS planificó aproximadamente 600 terremotos que afectaron el área a pocas horas al norte de Los Ángeles el sábado. La mayoría registró entre el rango de magnitud 2 y 3.5, pero hubo muchos que llegaron hasta 4.5.

Con la posibilidad de réplicas y temperaturas pronosticadas para alcanzar los 100 grados (38 grados centígrados) en los próximos días, los funcionarios tomaron precauciones.

La Guardia Nacional de California estaba enviando 200 tropas, apoyo logístico y aviones. El Pentágono había sido notificado y todo el Departamento Militar de California estaba en alerta.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.