Sarah Sanders dejará de ser portavoz de la Casa Blanca, anuncia Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que la secretaria de Prensa, Sarah Sanders, dejará el cargo a fin de mes, cerrando una gestión tumultuosa como la portavoz del presidente, una posición que redefinió en gran medida.

Trump la alienta a postularse para gobernadora de Arkansas.

Es «una persona especial, una magnífica, magnífica mujer», destacó el mandatario. «Es una guerrera, todos somos guerreros, lo tenemos que ser».

Luego del anuncio de su salida, Sanders también utilizó su cuenta de Twitter para agradecer al presidente la oportunidad de servir y asegurar que ama su trabajo, pero que su trabajo “más importante” es el de ser madre y “es hora de que vayamos a casa”.

“Me siento bendecida y estoy por siempre agradecida con el presidente Donald Trump por la oportunidad de servir y orgullosa de todo lo que ha logrado. Amo al presidente y mi trabajo. (Pero) El trabajo más importante que jamás tendré es el de ser madre para mis hijos y es hora de que vayamos a casa ¡Gracias, Sr. Presidente!”, tuiteó Sanders.

Sanders, de 36 años, ha sido una firme defensora del gobierno de Trump e incluso llegó a señalar que Dios «quería que Donald Trump se convirtiera en presidente».

La portavoz mantuvo una difícil relación con la prensa y a menudo repetía las alegaciones de «fake news» esgrimidas por el presidente.

Hubo muchos momentos complicados en su tiempo en el cargo. Cuando aún había ‘briefings’ se hicieron habituales sus enfrentamientos con periodistas, especialmente con algunos señalados particularmente por Trump como Jim Acosta, de CNN. Precisamente ella contribuyó a distribuir un vídeo falsificado sobre Acosta que se usó como justificación para retirar al corresponsal televisivo su credencial de la Casa Blanca.

Han sido ampliamente cuestionadas otras muchas acciones de la portavoz, que ha replicado desde el cargo la tendencia del gobierno de Trump a usar falsedades o mentiras, lo que le convirtió en objeto de las feroces bromas de la comediante Michelle Wolf en la última cena de corresponsales de la Casa Blanca a la que acudieron representantes de la Administración.

La publicación del informe Mueller, por ejemplo, confirmó que admitió haber mentido a la prensa al hablar sobre el cese de James Comey como director del FBI, pero en su siguiente aparición ante los periodistas insistió en defender sus mentiras.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.