Acusan a Pfizer de ocultar que uno de sus fármacos podría combatir el Alzheimer

La farmacéutica Pfizer lleva ocultando desde 2015 que uno de sus medicamentos más potentes contra la artritis reumatoide, Enbrel, podría reducir el riesgo de padecer alzhéimer en un 64%. Así lo ha desvelado The Washington Post, que asegura que el descubrimiento se produjo a raíz de los análisis de cientos de miles de reclamaciones de seguros.

Los investigadores de la división de inflamación e inmunología de la compañía instaron a Pfizer a realizar un ensayo clínico en miles de pacientes, que estimaron que costaría unos 80 millones de dólares, para poder verificar si los resultados se confirmaban.

“El Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y ralentizar la progresión del alzhéimer”, decía el documento de PowerPoint, según The Washington Post, preparado por un grupo de investigadores de Pfizer para presentar a un comité interno de la compañía en febrero de 2018.

Dichos expertos, del departamento de enfermedades inflamatorias e inmunología, pidieron a Pfizer llevar a cabo un ensayo clínico con miles de pacientes y un coste estimado de 80 millones de dólares (71,2 millones de euros).

Pero, según explicó Pfizer al Post, después de tres años de estudios internos la compañía entendió que la expectativa de que el Enbrel previniera el alzhéimer no era alta porque el fármaco no alcanza directamente el tejido cerebral.

La decisión de no continuar investigando fue exclusivamente científica, dijo un portavoz de la compañía. Asimismo, consideraron que publicar un resumen de sus hallazgos estadísticos no habría cumplido con sus «rigurosos estándares científicos”.

Por lo demás, Pfizer ciertamente sabe muy bien que medicinas concebidas para tratar una condición pueden terminar siendo más útiles con otras, como demuestra el caso del Viagra.

La célebre pastilla azul fue desarrollada por la farmacéutica para combatir la hipertensión arterial, pero terminó generándole decenas de miles de millones de dólares de ganancias como tratamiento contra la disfunción eréctil.

Pero no está probado que la historia se habría podido repetir con el Enbrel y el alzhéimer, entre otras cosas porque el medicamento ya no está protegido por una patente exclusiva, como sí ocurrió en su momento con Viagra.

Y para numerosos analistas, eso también habría podido explicar la decisión de Pfizer, aunque su vocero, Ed Harnaga, aseguró que las decisiones se habían basado exclusivamente en la ciencia.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.