Policía irrumpe en la Embajada de Venezuela en Washington y detiene a cuatro activistas

Se acabó. Un efectivo policial de medio centenar de agentes ha puesto fin después de 36 días a la ocupación de la embajada de Venezuela en Washington por parte de activistas antimilitaristas defensores de la legitimidad del gobierno de Maduro.

Los agentes han sacado del edificio, detenidas, a las cuatro últimas personas que quedaban en la misión diplomática, rodeada desde hace dos semanas de venezolanos por partidarios de Juan Guaidó.

Los simpatizantes del autoproclamado presidente encargado estallaron en júbilo al ver abandonar los vehículos policiales con los activistas de Code Pink en su interior, todos de ellos de nacionalidad estadounidense (Margaret Flowers, David Paul, Kevin Zeese y Adrienne Pine).

“¡Libertad, libertad, libertad!”, “gracias, Estados Unidos”, “¡Viva Venezuela!”, exclamaron victoriosos los venezolanos ataviados con los colores de la bandera de su país, que también rezaron un Padre Nuestro en agradecimiento por el desenlace mientras los partidarios de Maduro clamaban contra los golpes de estado orquestados por su país, Estados Unidos.

Activistas y manifestantes se han enfrentado en las últimas semanas en la embajada, unos apoyando al asediado presidente Nicolás Maduro y otros, al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente interino del país por más de 50 naciones.

Inicialmente, al menos 30 activistas entraron a la embajada, pero la cifra se redujo gradualmente. Los activistas dormían dentro de la embajada y decían que eran invitados del régimen de Nicolás Maduro y su misión era oponerse a una “intervención militar estadounidense” en Venezuela, reportó el New York Times.

La embajada venezolana, en el acomodado barrio de Georgetown, se ha convertido en un símbolo de la lucha del poder dentro de Venezuela, donde Guaidó, que se proclamó presidente interino en enero, y Maduro se disputan la jefatura de Estado.

Los activistas tomaron la legación hace semanas para evitar que los enviados de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por EE.UU. y medio centenar de países, se hicieran con el control de la embajada tras la marcha de los diplomáticos de Maduro.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.