Millonario se sumerge a lo más profundo del océano

En YouTube se volvió tendencia un video viral realizado por un explorador estadounidense identificado como Victor Vescovo donde muestra cómo luce el lugar más profundo del océano.

El inversionista de capital privado norteamericano es conocido por ser el cofundador y socio administrativo de la compañía de capital privado llamada Insight Equity Holdings y ahora tras difundir las inéditas imágenes en YouTube será más conocido en el mundo entero.

Vescovo, de 53 años y quien lleva un año en su travesía para bucear en los puntos más hondos de los cinco océanos, permaneció en el interior de su sumergible durante más de cuatro horas en la cuenca, situada en los riscos de las Marianas, el punto más profundo conocido del Pacífico.

En un comunicado divulgado por la expedición, Vescovo describió el fondo del océano como una cuenca beige con una gruesa capa de cieno, donde pueden verse «algunos animales pequeños, transparentes que ondulan gentilmente».

«Definitivamente, hay vida en el fondo mismo del océano», añadió.

«Fue absolutamente extraordinario estar en una creación técnica de los humanos, con una enorme presión sobre el casco y, aun así, sentirse como sentado en la cabina de un avión», agregó.

Sin embargo, más allá de misterios marinos, este aventurero natural de Texas (EEUU) descubrió además algunos objetos de procedencia humana, como una bolsa de plástico y algunos envoltorios de caramelos, según declaró él mismo al diario The Dallas Morning News.

Tras 12 horas de inmersión en solitario, Vescovo regresó a la superficie, donde le esperaba Don Walsh, el mítico explorador estadounidense de 87 años que, en 1960, estableció el récord de 10.912 metros junto al suizo Jacques Piccard. Walsh aplaudió la nueva hazaña, lograda casi 60 años después de la suya. “Ha sido un impresionante tour de force”, reconoció.

El equipo científico de la expedición ha identificado al menos tres especies animales desconocidas para la ciencia, incluido un extraño crustáceo con un largo apéndice observado en el fondo del abismo de Challenger. Pero lo más sorprendente ha sido toparse, en este lugar ignoto y prácticamente inalcanzable, con porquería humana: una bolsa de plástico y envoltorios de caramelos, según ha detallado la BBC.

“Ha sido muy decepcionante ver contaminación de origen obviamente humano en el punto más profundo del océano”, ha afirmado Vescovo en una entrevista con la agencia Reuters. “No es una piscina gigante para verter basura, aunque se trate como tal”, ha lamentado el empresario, nacido en Dallas en 1966.

Hace dos décadas, el submarino japonés Kaiko, dirigido por control remoto, ya detectó una bolsa de plástico en la fosa de las Marianas, a 10.898 metros de profundidad.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.