Irán se retira parcialmente del acuerdo nuclear

Teherán manda señales de alerta al resto de firmantes del pacto atómico. La República Islámica iraní ha anunciado esta madrugada, por boca de su ministro de Exteriores, su intención de reducir «parcialmente» sus compromisos «voluntarios» con el acuerdo nuclear de 2015, renqueante desde que EEUU retirase su firma el año pasado – pese al entonces cumplimiento pleno de Irán – y decidiera reimponer sanciones, que están golpeando severamente a la población iraní.

Teherán amenazó con renunciar a otros compromisos si los otros países signatarios del acuerdo no encuentran una solución en un plazo de 60 días para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses contra Irán, en particular en los sectores petrolero y bancario.

El anuncio tiene lugar en un clima de tensiones exacerbadas entre Irán y Estados Unidos, que indicó el martes que enviaba bombarderos B-52 al golfo.

Justo al cumplirse un año de la retirada unilateral de EEUU del histórico acuerdo nuclear, el presidente iraní, Hasan Rohaní, dio una moratoria de 60 días a Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania para que solventen las actuales restricciones al sistema bancario iraní y a la venta de petróleo.

«Tras la violación de EEUU, Irán renunciará a dos acciones que realizaba hasta hoy. Es decir, cada vez que nuestra producción de uranio enriquecido alcanzaba los 661 libras, lo vendíamos a dos países. Hoy lo suspendemos y también dejamos de vender agua pesada», informó Rohaní en un discurso televisado.

El mandatario recordó que los puntos 26 y 36 del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés) precisan que Irán tiene derecho a reducir sus compromisos si las otras partes no cumplen con sus obligaciones.

Estados Unidos canceló la semana pasada acuerdos que permitían a Irán intercambiar su uranio enriquecido por uranio natural no enriquecido con Rusia, así como vender su agua pesada a Omán. Estados Unidos también puso fin a las exenciones para países que compran crudo iraní, una fuente crucial de ingresos para el gobierno iraní.

El acuerdo permite ahora a Irán enriquecer uranio al 3,67%, que puede utilizarse como combustible para una central eléctrica nuclear comercial. El uranio para armas requiere un enriquecimiento en torno al 90%. Sin embargo, los científicos opinan que una vez un país enriquece uranio a aproximadamente el 20%, el tiempo necesario para llegar al 90% se divide a la mitad. Irán ha enriquecido uranio al 20% en el pasado.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.