Barcelona ante una vergüenza colosal

El Liverpool fue protagonista de una hazaña en Anfield en donde humilló 4-0 al Barcelona, tras haber caído en la semifinal de ida por 3-0 en el Camp Nou, y dejó en claro por qué es candidato a ganar la UEFA Champions League.

Los dirigidos por Jürgen Klopp, quien había anticipado que esto podía suceder, no contaron con dos de sus principales figuras, Mohamed Salah y Roberto Firmino, ausentes por lesión, pero sin embargo pudieron ante uno de los mejores equipos del planeta.

El partido arrancó de la mejor manera para el local que en la primera acción de peligro se encontró con el gol. A los seis minutos Henderson quedó mano a mano con Ter Stegen tras una arremetida de Sané por el sector derecho, pero el arquero del cuadro español le tapó el remate. El rebote cayó en los pies de Origi, quien definió con el arco libre y estampó el 1-0.

A los 9 minutos del segundo tiempo, Wijnaldum aprovechó una asistencia de Tren Alexander-Arnold y marcó el segundo tanto.

Wijnaldum volvió a aparecer en el minuto 56 con un cabezazo tras pase de Shaqiri.

Y el 4-0 definitivo lo firmó Origi, quien anotó luego de un descuido garrafal de la defensa del Barcelona, que se distrajo durante un tiro de esquina.

La Champions sigue siendo la asignatura pendiente de una franquicia que domina en su país, pero que cede en los grandes momentos a nivel de Europa. Una raya más para un Barcelona que deberá esperar otro año para saldar cuentas con la Champions, su enemigo más grande, su peor pesadilla.

El Liverpool, que juega la final por segundo año consecutivo, se enfrentará al ganador de la eliminatoria entre Tottenham y Ajax. La final se disputa en el Wanda Metropolitano de Madrid el 1 de junio.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.