Macron cree que la reconstrucción de Notre Dame se puede completar en cinco años

Tras el pavoroso incendio que arrasó parte de la catedral de Notre Dame de París, el presidente francés Emmanuel Macron afirmó que espera que este símbolo religioso mundial sea reconstruido en cinco años.

«Reconstruiremos la catedral todavía más bella y quiero que esté acabada en cinco años», dijo el jefe de Estado desde el Palacio del Elíseo, en un mensaje por televisión.

«Nos corresponde convertir este desastre en una oportunidad para unirnos, después de reflexionar profundamente sobre lo que hemos sido, lo que tenemos que ser y sobre cómo ser mejores de lo que somos. Tenemos que recuperarnos y afrontar este desafío en nuestro proyecto nacional», ha apuntado el presidente de Francia.

«El incendio de Notre Dame nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca, que siempre habrá dificultades que superar, que aquello que creemos indestructible puede ser dañado. Todo lo que supone Francia en lo material, lo espiritual y lo humano, es frágil. No debemos olvidarlo», ha recordado Emmanuel Macron.

Ha añadido que los franceses son los responsables de «garantizar la continuidad de la nación». Macron ha subrayado también que comparte el «dolor» de su pueblo y la «esperanza». Ahora dice: «tenemos que trabajar, actuaremos y triunfaremos».

Al cierre de esta nota los bomberos aseguran que lograron salvar la «estructura» del monumento «en su totalidad». «Podemos considerar que la estructura de Notre Dame está a salvo y preservada en su totalidad», indicó el jefe de los bomberos de París. «El fuego ha perdido intensidad», añadió el secretario de Estado al Interior, Laurent Nuñez.

En un discurso posterior, Macron intentó llevar tranquilidad a la población y a los creyentes asegurando que «se ha evitado lo peor» y prometió que la catedral «será reconstruida».

La catedral de Nuestra Señora (en francés, Cathédrale Notre-Dame) es uno de los edificios más señeros y antiguos de cuantos se construyeron en estilo gótico. Se empezó su edificación en el año 1163 y se terminó en el año 1345. Dedicada a María, madre de Jesucristo, se sitúa en la pequeña isla de la Cité, rodeada por las aguas del río Sena. Es uno de los monumentos más populares de la capital francesa.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.