Inicio de campeonato Ecuatoriano de Fútbol podría suspenderse

El fútbol ecuatoriano se encuentra en horas críticas luego de que la Federación Ecuatoriana de Fútbol tenga tres meses pendientes de pago del año 2018 a los árbitros locales. Esto pone en riesgo el arranque del próximo campeonato que estaba programado para el 8 de febrero, tal como lo anunciara el presidente de los jueces, Luis Muentes.

“La FEF nos debe tres meses a los árbitros de todas las categorías, que equivale a medio millón de dólares aproximadamente, lo delicado es que no se presenta ninguna solución de parte de ellos, por lo que sostendremos una reunión urgente para decidir qué haremos”, dijo Muentes.

La preocupación de los jueces crece luego de que Federación no se digne a proponer ninguna solución y no los llame para buscar alguna forma de pagarle lo adeudado; ni siquiera han aceptado sus solicitudes para sentarse a dialogar y esquivan las preguntas referentes al tema.

Muentes aseguró que los dirigentes están pendientes de las próximas elecciones y no prestan atención a resolver este trascendental problema que podría generar una huelga indefinida por parte de los árbitros.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.