“El Chapo” Guzmán se emociona al ver a sus hijas por primera vez desde que se inició su juicio

Joaquín “El Chapo” Guzmán se emocionó durante la sesión del jueves del juicio contra él en Nueva York por narcotráfico al darse cuenta de que sus hijas gemelas habían venido a verlo, junto a su esposa Emma Coronel, en lo que es la última sesión del proceso hasta el próximo 3 de enero.

Al entrar en la sala, el Chapo vio a sus hijas, se paró y las saludó mientras entraba y, cuando empezó a mandarles besos, un policía se paró frente a él y le dijo que no lo hiciera, según relatan medios locales.

Las dos niñas iban vestidas con abrigo blanco, pantalones vaqueros y un lazo negro en el pelo, y estuvieron acompañadas en todo momento por su madre, Emma Coronel, que ya había estado en otras ocasiones en la corte federal de Brooklyn siguiendo el juicio.

El Chapo pidió al juez poder abrazar a su esposa, lo cual le fue negado por segunda vez, alegando motivos de seguridad.

Los testigos de este jueves, miembros de la policía nacional colombiana que testificaban sobre incautaciones, pasaron a un segundo plano y pocos les prestaron atención. Hasta el jurado estaba más pendiente de las interacciones de ‘El Chapo’ con sus hijas, a quienes no paraba de mirar con sus ojos llorosos, según reportes de periodistas de El Universal y la agencia AP.

Las gemelas Emalí y María Joaquina, de 7 años, llegaron vestidas con jeans, abrigos blancos y un lazo negro con brillantes en el cabello. Iban en compañía de su madre, Emma Coronel, quien casi a diario ha acudido sola al juicio contra su marido.

Emma Coronel, esposa del Chapo, y la abogada defensora Mariel Colón llevaron a las niñas de la mano hasta la sala del juicio, donde estuvieron solo unos minutos al inicio de la audiencia del juicio, que entrará en receso por las fiestas decembrinas.

Guzmán ya había visto a sus hijas. Primero durante visitas que las niñas hicieron a su prisión en los Estados Unidos y luego en las audiencias previas al juicio.

A diferencia de su esposa, Emma Coronel, quien no ha tenido un contacto físico con el acusado desde su arresto en 2015, las niñas sí pueden tenerlo con su padre de manera limitada.

Mientras Guzmán miraba a sus hijas, en el estrado un oficial de la policía de Colombia declaraba sobre un decomiso de armas y cocaína ocurrido en el departamento de Nariño, del país sudamericano.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.