Condado de Sonoma entrega $3 millones de compensación para familia de Andy López

La Junta de Supervisores del Condado de Sonoma anunció el martes un acuerdo por $ 3 millones de una demanda civil por exceso de fuerza federal presentada por la familia de Andy López, de 13 años, quien recibió un disparo mortal de un oficial del Alguacil del condado en 2013.

La junta aprobó por unanimidad el acuerdo en una sesión a puerta cerrada. El abogado del condado Bruce Goldstein dijo que el condado no admitió responsabilidad o falta en la muerte de López el 22 de octubre de 2013.

El adolescente recibió siete disparos del agente Erick Gelhaus mientras caminaba sobre la avenida Moorland, al sur de Santa Rosa, el 22 de octubre del 2013. De acuerdo con las autoridades, López llevaba consigo una pistola de perdigones que simulaba parecer un rifle de asalto AK-47.

El oficial Gelhaus, a quien posteriormente ascendieron a sargento, dijo en un inicio que pensó que se trataba de un rifle real y que López levantó el arma al momento de voltear hacia al agente.

La familia del menor interpuso una demanda federal en contra del condado y el oficial del alguacil que le disparó por uso excesivo de fuerza, pero el concejal del condado, Bruce Goldstein, explicó que ambas partes evaluaron los riesgos de ir a juicio y acordaron que una indemnización de $3 millones era lo mejor para la familia.

El acuerdo económico surge luego de que tanto los demandantes como los defendidos consideraran que era el mejor procedimiento para la familia de López, así como para la Oficina de Alguaciles y el condado, señaló Goldstein. Igualmente, se busca que con el arreglo continúe un proceso de mejora de la relación entre las autoridades y la comunidad.

En mayo de 2017 un juez de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en California determinó llevar a juicio al oficial de alguaciles, pero la Corte Suprema rechazó estudiar el caso que, con el acuerdo de ayer y el retiro de la demanda, no se realizará.

“Ha sido un camino difícil para la familia López. En resumidas cuentas murió un niño de 13 años”, dijo Giordano, y agregó que el agente Gelhaus fue exonerado de toda culpa en la muerte del menor.

“Lo más triste es que gente en todo el país termina herida o muerta por culpa de las armas falsas. No las compren, y si ya las tienen, desháganse de ellas”, exhortó el Alguacil.

El juicio estaba agendado para comenzar en verano de 2019 en la ciudad de San Francisco.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.