Agentes de Policía en Los Angeles son acusados de racistas por arrestos a latinos

La Autopista 5 de Los Angeles, un paso montañoso en el sur de California, ha sido un lugar en el que se han realizado grandes decomisos desde el 2012.

Más de una tonelada de metanfetamina, dos toneladas de mariguana, 600 libras de cocaína y millones de dólares presuntamente relacionados con las drogas, para ser precisos.

En este mismo lugar se arrestó a más de mil personas, en su mayoría, latinos.

“Es muy preocupante que el perfil racial se haya utilizado con conductores latinos”, dijo a la prensa la supervisora del condado Hilda Solís, quien solicitó a la oficina del Inspector General de Los Ángeles y a la Comisión de Supervisión Civil del Sheriff que investiguen al respecto.

Solís señaló que dicha queja contra el DHE “merece una investigación más profunda”.

Entre 2012 y 2017, los agentes de dicha unidad policial detuvieron a más de 9,000 automovilistas en un tramo de 40 millas de la autopista 5, entre la frontera con el condado de Kern y la ciudad de Santa Clarita, en el norte del condado angelino. Del total, el 69% eran latinos. Esta comunidad, sin embargo, representa el 48% de la población en esta jurisdicción.

Tanto el Departamento del Sheriff como los agentes del equipo de carreteras han negado que haya discriminación racial, y han defendido que son imparciales y detienen los carros sólo por cómo son manejados, y no porque el conductor sea latino.

Los cuatro agentes, todos ellos hombres y de raza blanca, trabajan en coches marcados en una zona de 40 millas de autopista entre el condado de Kern y el sur de Santa Clarita. En principio, deberían estar buscando a cualquier criminal, independientemente de su raza o crimen, pero la mayoría de los arrestos son por posesión de drogas, y la mayoría de los arrestados son latinos.

De los más de 9,000 vehículos interceptados entre 2012 y 2017 (no hay datos más recientes, pero eso no significa que no siga ocurriendo), siete de cada 10 conductores interceptados eran latinos.

En comparación, sólo el 40% de los conductores interceptados por los patrulleros estatales (en total, 378,000) eran latinos, según los datos de Los Angeles Times.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.