Un atropello deliberado en Australia deja 19 heridos

Un conductor fue detenido después de que el automóvil en el que viajaba embistiera contra los peatones en una transitada calle de Melbourne, Australia, dejando 19 heridos en lo que la policía describió como un acto deliberado.

El conductor del vehículo, un hombre de 32 años de origen afgano, y un segundo hombre fueron detenidos tras el incidente, según un comunicado de la policía del estado de Victoria.

El conductor fue detenido de forma inmediata y fuentes policiales confirmaron que se trata de Saeed Noori, un afgano de 32 años con “problemas mentales”. Confirmaron que se trata de un “acto deliberado” pero que no existen “evidencias de que se trate de un atentado terrorista”.

Además, una segunda persona fue arrestada por filmar el atropello, según apunta el Herald Sun. No se ha establecido relación entre ambos. Las autoridades australianas desvelaron que cuatro de las víctimas se encuentran en estado grave, entre ellas un niño. Dos de los afectados fueron atendidos en el mismo lugar del ataque.

La policía dijo que un segundo hombre arrestado fue por posesión de cuchillos. En un principio se creía que iba de pasajero en el auto, pero las autoridades no aclararon esta información.

El suceso ocurrió en la calle Flinders, en el céntrico distrito de negocios de Melbourne, que estaba lleno de gente haciendo sus compras navideñas.

Una testigo, identificada como Sue, relató a la estación de radio 3AW de Melbourne que había oído gritos antes de ver cómo la “gente salía despedida por todos lados”. “Oímos un ruido y cuando miramos a la izquierda vimos un coche blanco que atropellaba a todo el mundo”, explicó.

Otro testigo, John, dijo a ABC Radio Melbourne que vio un “vehículo deportivo que se aproximaba a gran velocidad”. “Solo escuché la colisión con la gente con bolsas y lo que parecían carritos de compra, espero que no fuera el cochecito de un bebé. Nunca vi nada como esto antes”, reconoció.

El pasado enero, un coche embistió deliberadamente a una multitud en el centro de Melbourne, matando a seis personas. El conductor, sospechoso de haber apuñalado a su hermano, estaba escapando de la policía en el momento que cometió el atentado, que no tuvo vínculos terroristas.

El gobierno australiano ha empezado a preocuparse más por el extremismo local y, según las autoridades, en los últimos años se evitaron 13 atentados en territorio australiano.

En agosto, el Ejecutivo desveló una estrategia dirigida a evitar los atentados con vehículos en espacios públicos concurridos, después de los ataques en ciudades europeas como Barcelona (agosto de 2017), Londres (junio de 2017) y Berlín (diciembre de 2016).

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.