Donald Trump descarta destitución de fiscal especial Robert Mueller


El presidente Donald Trump dijo a los periodistas que no está considerando despedir al fiscal especial Robert Mueller, a pesar de que sus abogados le acusaron de acceder ilegalmente a miles de emails del equipo de transición presidencial de Trump.

“No. No lo estoy [considerando]”, dijo Trump cuando se le preguntó si estaba contemplando tal medida. De los correos electrónicos, Trump dijo: “No puedo imaginar que haya algo en ellos, francamente. Porque como lo dijimos, no hay colusión. No hay colusión de ningún tipo”.

El asesor legal del equipo de transición de Trump envió una carta a dos comisiones del Congreso en la que decía que los investigadores de Mueller habían obtenido en forma indebida miles de documentos sobre la transición.

La versión cobró fuerza después que la representante demócrata Jackie Speier, de California, dijo a una televisora local que existía el “rumor” de que Trump despediría a Mueller a fines de esta semana, después de que los miembros del gabinete dejaran Washington por el descanso de Navidad.

Un portavoz de Mueller dijo el material se obtuvo apropiadamente.

“Cuando hemos obtenidos correos electrónicos durante nuestra actual investigación penal, hemos recurrido al consentimiento del dueño de la cuenta o al debido proceso penal”, afirmó dijo Peter Carr.

Sin embargo, muchos aliados de Trump han aprovechado el asunto como un nuevo pretexto para mellar la credibilidad de la investigación.

Miembros de la prensa conservadora y algunos legisladores republicanos han comenzado a cuestionar sistemáticamente los motivos y la credibilidad de Mueller, mientras el mismo presidente ha descrito como una “desgracia” que algunos mensajes de texto y correos electrónicos de dos agentes del FBI tuvieran un contenido anti-Trump. Uno de esos agentes formaba parte del equipo de Mueller y ya fue despedido.

Mueller fue nombrado a principios de este año como asesor especial del Departamento de Justicia para investigar si miembros del equipo de campaña de Trump se confabularon con Moscú para influir en el resultado de la carrera de la Casa Blanca en 2016.

La investigación federal y otras en el Congreso han sido un lastre para la agenda política del primer año de la administración Trump, lo que ha llevado a la especulación de que Trump quiere despedir a Mueller para concluir la investigación.

Facebook Comments