Disney compra el negocio de entretenimiento de 21st Century Fox

Después de meses de rumores sobre posibles negociaciones, una de las mayores adquisiciones de la industria del entretenimiento desde que The Walt Disney Company compró Lucasfilm, es una realidad. El gigante del entretenimiento cerró el trato para comprar otra importante entidad de cine y televisión: 21st Century Fox.

Walt Disney Co. anunció que comprará acciones selectas de 21st Century Fox por $52.4 billones de dólares (52,400 millones), en un acuerdo que acelera la expansión más amplia de Disney en el mercado de video streaming.

La adquisición de Disney incluye el estudio de cine y televisión Twentieth Century Fox, además de sus negocios internacionales y de televisión por cable. Disney también asumirá una deuda de alrededor de $14 billones de dólares, (14 mil millones) de 21st Century Fox, y según la compañía, el acuerdo total está valorado en $66.1 billones de dólares ($66.1 mil millones).

Quedarían fuera de la operación los canales de televisión e informativos de la compañía, que serán agrupados en una compañía independiente cotizada.

Según las condiciones pactadas, los accionistas de 21st Century Fox recibirán por cada título de la compañía en su poder 0,2745 acciones de Disney, que asumirá además como parte del acuerdo unos 13.700 millones de dólares (11.576 millones de euros) en deuda neta de 21st Century Fox, lo que elevaría el montante de la transacción a 66.100 millones de dólares (56.012 millones de euros).

Con anterioridad al cierre de la transacción, se prevé que 21st Century Fox complete la planeada adquisición del 61% de la plataforma de pago Sky que aún no controla, por lo que una vez que culmine la operación The Walt Disney Company asumiría el control de Sky, incluyendo deuda.

Disney tiene previsto emitir 515 millones de nuevas acciones en beneficio de los accionistas de 21st Century Fox, cifra equivalente al 25% del capital de ‘la compañía del ratón Mickey’.

Desde la industria del streaming, hay quien ha visto una oportunidad en la fusión de Disney y Fox, ya que los desafíos que plantea puede desviar su atención de la competencia de start-ups de Internet.

Mientras tanto, compañías de Silicon Valley como Apple, Facebook y Youtube, están realizando grandes inversiones en sus propios contenidos, al margen de los modelos tradicionales de retransmisión.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.