Un escalador chino de rascacielos graba su propia muerte al caer de un piso 62

Wu Yongning, un conocidísimo escalador de edificios (rooftopper) chino con miles de seguidores en las redes sociales, ha muerto al precipitarse desde el piso 62 de un rascacielos de la ciudad de Changshá (unos 190 metros de altura), al que se había encaramado para un autorretrato (selfie) en posición temeraria.

La muerte se produjo el pasado 8 de noviembre, pero ha sido anunciada recientemente por su novia. Llevaba un mes sin publicar los vídeos en los que se exhibía en poses arriesgadas sobre alturas de vértigo. Ahora ha sido divulgada la que es su última y mortal grabación, según los medios de comunicación chinos.

El fallecido, de 26 años, contaba con una legión de seguidores en Weibo, la mayor red social china, donde podían verse los vídeos cortos que grababa tras escalar, sin medidas de seguridad, hasta azoteas de rascacielos, antenas situados sobre estos y otros lugares peligrosos.

El propio Wu Yongning advertía en las imágenes de lo peligroso de este tipo de actividad, que le generaba sustanciosos ingresos, como cuenta la BBC.

Medios internacionales señalaron que el youtuber iba a recibir más de US$ 14.000 por el desafío de un patrocinador no identificado, según recogieron informes.

Además, la prensa tiene dos versiones sobre lo que Wu Yongning quería comprar con el dinero ganado tras cumplir el desafío. La primera es que el joven chino quería recaudar dinero para darle un regalo a su novia y proponerle matrimonio.

El joven grababa su propia muerte tras resbalar de lo alto del Centro Internacional Huayuan, un edificio de 62 pisos en Changsha, capital de la provincia de Hunan, China. Tras poner la cámara que iba a grabar su hazaña, se dispone a hacer flexiones al borde del edificio, pero un mal movimiento le hace perder el control y cae a una de las terrazas del rascacielos.

La estrella de YouTube estaba grabando un desafío de “rooftopping”, que consiste en subir a rascacielos y grandes estructuras para filmar impactantes imágenes o tomarse selfies.

El cuerpo sin vida fue hallado, dicen, la mañana siguiente sobre un elevador exterior utilizado por los limpiadores de las ventanas del edificio citado.

Administradores del edificio han señalado que solo personas autorizadas pueden subir más allá del piso 44. Lejos de ello, no han dado más explicaciones.

Sin embargo y mientras los ‘followers’ de Wang Yong Ning le rinden tributo con recopilaciones de sus actuaciones más arriesgadas, hay quien cree que se trata de un mero ‘fake’ por el ruido seco que se escucha al final de la grabación.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.