Golpe a Trump: Demócrata Doug Jones gana en Alabama

El demócrata Doug Jones arrebató al Partido Republicano un escaño de Alabama en el Senado, tradicional bastión conservador del sur de Estados Unidos.

El demócrata Doug Jones se imponía al republicano Roy Moore, sobre quien pesaban varias acusaciones de acoso sexual a adolescentes que ocurrieron hace 30 años, por un 49,6% de los votos contra un 48,7 por ciento en la elección especial para elegir al sucesor del fiscal General, Jeff Sessions, quien dejó su banca para sumarse al gabinete de Trump.

“Esta fue una carrera sobre dignidad y respeto. Esta campaña fue sobre el estado de derecho, sobre educación y decencia”, dijo Jones en un discurso ante sus seguidores la noche de las elecciones.

Jones aludía así a las acusaciones de acoso sexual que llovieron sobre su competidor, Roy Moore, un escándalo que puso el asiento en el Senado al alcance de los demócratas por primera vez en más de dos décadas.

“Creo que he estado esperando toda mi vida, y ahora simplemente no sé qué diablos decir”, dijo Jones a una multitud delirante en su bunker, unos minutos después de que se confirmó el resultado. Un rato después, pudo encuadrar su victoria: “Al final del día, toda esta carrera ha sido sobre la dignidad y el respeto. Esta campaña ha sido sobre el estado de derecho. La campaña ha sido sobre la cortesía y la decencia comunes”.

El épico triunfo de Jones en un bastión republicano del sur del país le asestó un durísimo golpe a Trump, quien le había brindado un fuerte respaldo a Moore a pesar de las acusaciones de acoso en su contra. Trump grabó mensajes telefónicos, armó un acto de campaña en Pensacola, Florida, muy cerca de Alabama, y publicó varios mensajes en Twitter para pedir de manera explícita el voto a Moore, cuyo éxito vínculó al éxito de su agenda.

Trump felicitó en Twitter a Jones y dijo que fue una victoria muy peleada. “Felicitaciones a Doug Jones en una victoria duramente peleada. Los votos escritos jugaron un papel muy grande, pero una victoria es una victoria. La gente de Alabama es grandiosa, y los republicanos tendrán otra oportunidad en este escaño en un periodo muy corto. ¡Nunca termina!”.

Moore, por su parte, aún no reconoce su derrota. “Cuando la votación es tan cerrada, aún no es el final”.

El triunfo de Jones en la conservadora Alabama supone además un fuerte revés para el presidente estadounidense, Donald Trump, que decidió apoyar a Moore pese a las inquietantes acusaciones de abuso sexual en su contra.

Hace un año, Trump ganó las presidenciales en Alabama por cerca de 28 puntos sobre la demócrata Hillary Clinton.

Jones es el primer demócrata en ganar un asiento al Senado por Alabama desde que Howell Heflin lo hiciera en 1990, hace 27 años.

Facebook Comments