El detenido por la explosión en Manhattan aprendió a fabricar bombas en Internet

Akayed Ullah, el atacante que provocó una explosión en la terminal de autobuses de Port Authorirty de Nueva York portaba una “bomba de tubo” adherida al cuerpo, un dispositivo casero popular entre terroristas.

El estallido ocurrió en hora pico e hirió principalmente al presunto terrorista, aunque también habría causado heridas en otras tres personas. Ninguno se encontraba en grave estado.

De acuerdo a un oficial de policía que habló con la agencia AP en condición de anonimato, el sospechoso llevaba una “pipe bomb” (bomba de tubo) adherida al cuerpo. No estaba claro si él mismo la habría hecho explotar o si se activó sola por error en el pasaje subterráneo de la calle 42 entre avenidas 7 y 8.

En declaraciones al canal local NY1, Cuomo detalló que “el sospechoso aprendió a fabricar bombas en Internet”. “No tenemos evidencias de que haya otros aparatos o un plan mayor de ataque”, quiso tranquilizar Cuomo en su entrevista con la intención clara de calmar a los neoyorquinos. Todo a pesar de que se aumentó la seguridad de forma notable.

Este tipo de bomba es un dispositivo improvisado que consiste en meter una serie de elementos dentro de una tubería sellada y llena de algún material explosivo, con el propósito de incrementar la potencia gracias a la presión y la metralla.

Usualmente, los chalecos de los suicidas se fabrican con varias bombas de tubo ya que no es común que se elabore tan solo un artefacto como este.

Tras ser detenido, Akayed Ullah aseguró a las autoridades que la bomba fue deliberadamente neutralizada y por esa razón no explotó con la potencia que debía. Solo el detonador estalló.

“La misión de la Policía de Nueva York es mantener la seguridad en todos los intercambiadores de la ciudad, y en los puntos más transitados. Por eso, vamos a aumentar la seguridad en toda la ciudad”, aseguró en otra entrevista el alcalde Bill de Blasio, el cual intentó restar importancia a la presencia de fuerzas de seguridad con armas largas por Manhattan.

Según fuentes de la policía Ullah, vino a Estados Unidos hace siete años. Además, trabajó entre 2012 y 2015 trabajó al volante de un taxi de Nueva York. Su entrada en el país fue tramitada a través del departamento de Estado, el cual le proporcionó el visado F-4, que se otorga a inmigrantes que tienen familiares en el país con la ciudadanía estadounidense.

El FBI investigaba el apartamento de Ullah, mientras también tomó declaración como testigos a sus vecinos y familiares. Vivía con sus padres y su hermano en un edificio de dos plantas en una zona residencial de Brooklyn, donde hay una gran comunidad de inmigrantes de Bangladesh.

Justo en la zona de compras del vecindario. Más tarde, comenzaron a repasar las imágenes del servicio de vigilancia de cámaras del sistema de metro, grabado segundos antes de que tuviese lugar la explosión.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.