El cine llegará a Arabia Saudí en 2018 después de 35 años

Arabia Saudí ha autorizado la apertura de salas de cine, por primera vez en casi cuatro décadas. El Ministerio de Cultura e Información va a empezar a conceder licencias de forma inmediata y estima que los primeros multicines abran al público en marzo del año que viene.

La medida, largamente esperada, se enmarca en el programa de reformaslanzado por el príncipe heredero, Mohamed Bin Salman (MBS), para modernizar el país. Se prevé que la proyección inaugural corra a cargo de Born a King (Nacido rey), la primera superproducción rodada en el Reino del Desierto y que está dirigida por el español Agustí Villaronga.

“Esto marca un antes y un después en el desarrollo de la economía cultural en el reino”, ha declarado el ministro de Cultura e Información, Awwad Alawwad. En el comunicado en el que se hace el anuncio, Alawwad avanza también que la Comisión General de Medios Audiovisuales ha empezado el proceso para facilitar los permisos necesarios. “Esperamos que los primeros cines abran en marzo de 2018, afirma el ministro, que preside dicha Comisión.

Esta decisión llega después de que las autoridades saudíes anunciaran que a partir de 2018 el Gobierno permitirá que las mujeres puedan sacarse el carné de conducir, lo que pondrá fin a una prohibición ‘de facto’ que les impedía ponerse al volante de un vehículo.

Arabia Saudí se rige por una interpretación estricta del islam que penaliza de forma especial a las mujeres, que quedan supeditadas a la tutela de un hombre y deben ir completamente cubiertas. Los códigos morales en vigor restringen en gran medida su participación en la vida pública.

El programa, presentado por el joven príncipe heredero el año pasado, tiene el objetivo de incrementar el gasto nacional en actividades culturales y de entretenimiento de 2,9% a 6% para 2030 en el reino fuertemente dependiente del petróleo.

Las autoridades sauditas también comenzaron a patrocinar conciertos este año. El artista de hip hop estadounidense Nelly y el cantante argelino Cheb Khaled se presentarán en la ciudad de Yeda, aunque sólo los hombres pueden asistir al evento.

En septiembre, el rey Salmán anunció que las mujeres tendrán permitido conducir en Arabia Saudita por primera vez a partir de junio de 2018. Esta es otra medida a la que también se oponen los clérigos.

Y un mes después, en una conferencia económica a la que asistieron inversores extranjeros, el príncipe Mohammed declaró que Arabia Saudita una vez más “será un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones, tradiciones y gente”.

Agregó que 70% de la población saudita es menor de 30 años y quieren “una vida en la que nuestra religión se traslade a tolerancia, a nuestras tradiciones de bondad”.

Facebook Comments