Cristiano Ronaldo levanta su quinto Balón de Oro en París

Cristiano Ronaldo recibió en París su quinto Balón de Oro, un galardón que premia al mejor futbolista del año y que organiza la revista France Football.

Era un secreto a voces que se descubrió desde la Torre Eiffel, donde apareció de espaldas y fue girándose con el trofeo en sus manos, al que señaló con una sonrisa y mostrando los cinco dedos de su mano izquierda. Campeón de Liga y de la Champions League con el Real Madrid la temporada 2016-2017, superó en el pódium final a Leo Messi, a quien ha igualado con sus cinco Balones de Oro, y Neymar.

Además, es digna de mención la cuarta plaza de Gianluigi Buffon, veterano guardameta italiano que alcanzó la final de la Champions con la Juventus.

El delantero portugués recogió el trofeo que entrega France Football los años 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017. “Me siento feliz, en un buen momento de mi carrera. Ha sido una temporada maravillosa en la que ganamos la Champions, la Liga, a nivel individual fui el máximo goleador de la Champions… Y los trofeos ayudan a ganar estos premios. Doy las gracias a mis compañeros del Madrid y de la selección portuguesa”, reconoció durante la gala en París.

Engalanado con un impoluto traje azul oscuro, la silueta del luso, reconocido como el mejor con 946 votos por un jurado de 176 periodistas de todo el mundo, se atisbó por primera vez en la gala a las 20.00. De espaldas, situado en las entrañas de uno de los niveles de una Torre Eiffel teñida de luces doradas para la ocasión, apareció Cristiano.

Iluminado y con su Balón de Oro en la mano derecha, se giró el portugués, tremendamente sonriente, liberado, luciendo un cinco primero y señalando después con el dedo índice de la otra mano su histórico trofeo.

En la primera plana de la ceremonia más cómoda posible para el triunfador solo hubo cabida para sus más allegados. Ni allí se hizo un esfuerzo para tratar de ocultar mínimamente el triunfo del delantero, que estuvo escoltado de cerca por los suyos, situados previamente en las primeras filas.

A bordo de su lujoso jet privado, el siete puso rumbo a París junto a su madre, Dolores Aveiro, sus hermanos Hugo, Katia y Elma, su hijo mayor, Cristiano Jr, y su novia, Georgina Rodríguez. No quiso perderse el momento más triunfal de su muchacho de oro el agente Jorge Mendes. Tampoco Florentino Pérez. Prácticamente todos tuvieron su momento para alabar al vencedor.

Primero fue el turno de su madre y su vástago y después del presidente Pérez. “Estoy muy contento por todos los madridistas. Es un honor. Cristiano tiene todos los valores del club, el respeto, el esfuerzo… Es el más completo de la historia después de Di Stéfano”, aseguró el dirigente desde el escenario.

Facebook Comments