Trump reconoce a Jerusalén como la capital de Israel


El presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció algo que ya se esperaba: el mandatario reconoció a Jerusalén como la capital israelí.

Trump dijo que “Jerusalén es hoy y debe seguir siendo un lugar donde los judíos rezan, donde los cristianos pueden hacer el viacrucis, donde los musulmanes tienen su mezquita. Sin embargo no se ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel, pero en el día de hoy finalmente lo reconocemos”, afirmó.

“No es ni más ni menos que el reconocimiento de la realidad”, añadió. “Hoy estoy cumpliendo”, dijo en referencia a su promesa de campaña.

Minutos antes, Trump señaló que la decisión “debería haberse tomado hace tiempo” e insinuó que sus predecesores evitaron adoptarla por cobardía.

“Creo que es una decisión que debería haberse tomado hace tiempo. Muchos presidentes dijeron que querían hacer algo y luego no lo hicieron, quizá por falta de valentía o porque cambiaron de opinión”, dijo Trump a los periodistas durante una reunión con su gabinete en la Casa Blanca.

Trump tiene previsto ordenar al Departamento de Estado que “comience un proceso” para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel, pero ese procedimiento llevará “al menos 3 o 4 años” porque todavía hay que construir una sede diplomática, según adelantó este martes un alto funcionario estadounidense.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, valoró como “justa y valiente” la decisión de Trump. “La decisión del presidente es un paso importante para la paz porque no hay paz que no incluya Jerusalén como capital del Estado de Israel”, declaró Netanyahu en un comunicado minutos después del discurso.

Por su parte, el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, felicitó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por haber reconocido oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. “Felicito al presidente Donald Trump por su anuncio (…). No hay un regalo más hermoso ni adecuado, cuando nos acercamos a los 70 años de la independencia del Estado de Israel”, señaló Rivlin en un comunicado.

Horas antes, los aliados de Estados Unidos en esa región del mundo habían advertido al mandatario días antes del anuncio de la medida sobre las peligrosas repercusiones de su decisión.

El Papa Francisco hizo un llamado para que se respete el “status quo” de
Jerusalén y añadió que una nueva disputa en Oriente Próximo podría avivar conflictos en el mundo. China y Rusia también había expresado su preocupación de que los planes de Trump agraven las hostilidades regionales.

El movimiento islamista palestino Hamás aseguró este miércoles que el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel “no cambia el estatus religioso, legal y administrativo” de la ciudad.

Facebook Comments