Piden la captura internacional de futbolista por el presunto abuso de niña de 11 años

La Justicia argentina solicitó la captura internacional del jugador de Lobos de México Jonathan Fabbro, acusado de abuso sexual a su ahijada de 11 años, informaron hoy fuentes policiales. El pedido fue emitido en el marco de una causa que investiga al futbolista, ex jugador de la selección paraguaya y de Boca Juniors y River Plate de Argentina.

Fabbro, argentino nacionalizado paraguayo, habría abusado entre 2015 y este año de la niña, desde que ella tenía 9 años, de acuerdo a la investigación llevada a cabo por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción N 32.

Según la orden emitida por el juzgado, a Fabbro se le atribuye haber abusado a la joven tocando distintas partes del cuerpo, someterla a practicar sexo oral y masturbación”.

La medida fue dispuesta por el magistrado de primera instancia en lo criminal de instrucción Santiago Quian Zavalía a partir de una denuncia presentada en abril por la familia de la niña, cuya identidad y edad exacta se mantienen en reserva.

La acusación que pesa sobre el actual futbolista de Lobos BUAP de Puebla es por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, explicó Gastón Marano, abogado de la menor.

Dado que el jugador de 35 años se encuentra actualmente fuera de Argentina, el juez Zavalía también solicitó a la Interpol la captura internacional del jugador.

El caso se difundió en junio de este año, pero la causa se inició en abril después de que la madre de la menor denunciara los hechos ante la justicia. El abogado de la familia de la menor, Gastón Marano, precisó hoy que existe un cúmulo probatorio importante. “No sólo está la firme acusación de la víctima, refrendado por distintos métodos”.

Un mes después de que se hizo pública la demanda, en julio, aparecieron conversaciones de WhatsApp en la prensa argentina en las que Fabbro pedía a la niña que mandara fotos y mandaba emoticones cuando ella se negaba. “Pedile esas cosas a tu novia”, contestaba la menor.

El acoso habría durado cinco años. El juez se basó en las capturas de pantalla, así como en los testimonios la madre y la niña, quien declaró en una cámara de Gesell y reconstruyó los abusos en dibujos que fueron analizados por una psicóloga.

Fabbro tiene 35 años y fichó el semestre pasado con Lobos BUAP, un equipo recién ascendido de México, en medio de los primeros episodios del escándalo. Jugó para Boca Juniors, River Plate y la selección de Paraguay. El futbolista, pareja de la modelo Larissa Riquelme, fue acusado a inicios de noviembre pasado de violar a otra menor ante un tribunal paraguayo.

Facebook Comments