Un jurado declaró inocente al inmigrante indocumentado mexicano acusado en San Francisco

Declararon inocente al indocumentado mexicano acusado de asesinato en San Francisco en la muerte de una mujer y cuyo caso fue utilizado por el presidente Trump en su campaña presidencial para llamar por políticas migratorias más drásticas y para demandar la construcción del muro.

José Inés García Zárate había sido deportado cinco veces y era buscado para una sexta deportación cuando se vio envuelto en los hechos que llevaron a la muerte de la estadounidense Kate Steinle, quien recibió un balazo en la espalda cuando caminaba con su padre en un muelle de San Francisco.

García Zárate no negó haber disparado, pero dijo que se trató de un accidente.

Los expertos en balística testificaron que la bala rebotó a unos 4,5 metros de donde Zarate estaba sentado y luego recorrió 24 metros antes de pegarle a Steinle en la espalda y partir su corazón.

Su abogado defensor argumentó que ni un tirador experto habría tenido fácil pegarle a la mujer en esa forma.

La muerte de Stein se dio durante la primaria presidencial y dio pie a un intenso debate sobre las políticas de inmigración del país.

El incidente ocurrió durante la campaña presidencial en julio de 2015 y desató un intenso debate sobre las políticas de inmigración del país. Atrajo la atención a la política de “ciudad santuario” de San Francisco, la cual limita la cooperación de los funcionarios locales con las autoridades federales de inmigración.

El presidente Donald Trump dijo en Twitter que el veredicto fue “una desgracia”.

“No hay que sorprenderse de que la gente de nuestro País esté tan enojada con la inmigración ilegal”, señaló Trump.

Durante la campaña presidencial, Trump ya se refería al asesinato como una de las razones que justificaban el endurecimiento de las políticas migratorias que implementaría en su administración. De hecho, una medida respaldada por el presidente para endurecer los castigos contra inmigrantes indocumentados fue bautizada la Ley de Kate, en honor a Steinle.

El presidente reaccionó a través de Twitter tras conocerse este jueves la decisión del jurado, de nuevo arremetiendo contra los inmigrantes: “¡Un veredicto vergonzoso en el caso de Kate Steinle! No me sorprende que la gente de nuestro país esté tan enojada con la inmigración ilegal”.

Por su parte, el fiscal general Jeff Sessions dijo que espera que los funcionarios locales “consideren cuidadosamente el daño que están haciendo a sus ciudadanos” al no cooperar con las autoridades federales de inmigración.

Facebook Comments