México: Avanza ley para que militares actúen como policías

Los legisladores mexicanos se disponen a convertir en ley el papel de las fuerzas armadas en la guerra contra el narcotráfico, lo que ha desatado críticas que señalan que eso mantendrá a los soldados en las calles de manera indefinida y significará la suspensión de derechos civiles básicos.

La medida ya avanzó en la Cámara de Diputados de México, tras lo cual el debate queda en el Senado con el objetivo de que la llamada Ley de Seguridad Interior sea avalada antes de que termine el actual periodo legislativo, el 15 de diciembre.

Los partidarios del paquete de seguridad interior dicen que esta ley establecería un marco legal para que las fuerzas armadas mexicanas continúen con su lucha contra el crimen organizado, declarada hace más de una década por el poder ejecutivo. El presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos, han presionado para que se apruebe la medida.

“Hace tiempo que la Ley de Seguridad Interior dejó de ser solamente una valiosa propuesta para convertirse en una imperiosa necesidad”, dijo Peña Nieto el miércoles 29 de noviembre. “Confío en que el Congreso de la Unión atenderá con la urgencia que hoy se requiere esta importante iniciativa”.

El apresurado proceso de aprobación, en el que miembros de la Cámara de Diputados debatieron y votaron sobre un proyecto de ley que aparentemente la mayoría no tuvo tiempo de leer, significó que no hubo un debate minucioso y razonado.

“Bla, bla, bla. La realidad es que siempre votan en contra de absolutamente todas las iniciativas”, dijo Arturo Álvarez, congresista del Partido Verde, el cual es un aliado del gobernante Partido Revolucionario Institucional. “El hecho es que aún tenemos que tener fuerzas armadas en las calles”, agregó.

El proyecto de ley fue sometido a votación por una comisión de la cámara baja, una o dos horas antes de que fuera aprobado por la cámara completa por 248-115.

“Hoy esta legislatura escribirá… La página más vergonzosa y más bochornosa por la que vamos a trascender en la vida pública de México”, dijo Jorge Álvarez, del partido Movimiento Ciudadano. “La mayoría de los diputados y diputadas que están aquí hoy para votar, no conocemos el dictamen”.

La ley permitiría a los soldados hacer legalmente lo que han estado haciendo ad-hoc por al menos una década: efectuar redadas y establecer retenes en carreteras, así como perseguir y detener a sospechosos.

El Ejército quiere desesperadamente las nuevas reglas, debido que actualmente el personal militar está vulnerable no solo por las emboscadas de los cárteles de droga, sino también por las acciones legales que son difíciles de combatir debido a lo vago de su mandato.

Facebook Comments