Argentina da por muertos a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan

La Armada Argentina informó de que a partir de ahora continuará con la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido hace 15 días, y ya no con el rescate del sumergible debido a que el tiempo de posible supervivencia de los 44 tripulantes se ha extendido “hasta el doble”.

“La integración de los recursos SAR (Búsqueda y rescate) disponibles nacionales, internacionales, estatales y privados en red de cooperación orientada a la protección de vidas humanas no encontraron evidencia alguna del naufragio en las áreas exploradas”, explicó el capitán de navío y portavoz del cuerpo castrense, Enrique Balbi a la prensa en la sede central de la Armada en Buenos Aires.

Consultado si se descartan supervivientes, Balbi remarcó que “hasta tanto no tener la localización” de la nave no se va a dar una “confirmación categórica” al respecto, pero alertó de que “se ha extendido hasta el doble del tiempo de las posibilidades de rescatarlos”.

“No se encontró evidencia alguna del naufragio en un total de 557.000 millas náuticas cuadradas de exploración visual y 1,5 millón de millas náuticas cuadradas de exploración por radar con 28 buques y nueve aeronaves y 4.000 hombres involucrados de un total de 18 países. A pesar de los esfuerzos, no ha sido posible localizar el submarino”, detalló Balbi. Además, dijo, “se ha extendido a más del doble la cantidad de días que determinan las posibilidades de rescate de la dotación”.

Como una letanía, la Armada argentina repitió desde hace dos semanas que no hay rastros del submarino Ara San Juan, desaparecido en algún lugar del Atlántico sur con 44 tripulantes a bordo. Han sido dos semanas con todas las emociones posibles, desde la euforia de los primeros días ante el más ínfimo indicio de vida a la decepción más dura el jueves pasado, cuando las autoridades anunciaron el registro de una explosión a bordo, dos horas después del último contacto.

Las familias de los marinos ya habían perdido las esperanzas de encontrarlos con vida, pero esperan ahora que al menos se dé con la nave en el fondo del mar. En esa búsqueda están buques y aviones de 18 países, en el que ya es el mayor operativo jamás realizado en Argentina.

El ARA San Juan se perdió en el mar el miércoles 15 de noviembre. Dos semanas después se conocen detalles que pueden explicar qué pasó aquel día fatal, pero no los suficientes para hallar el submarino y a sus tripulantes.

La última comunicación del comandante advirtió a la base de un principio de incendio en sus baterías, producto de una entrada de agua a través del snorkel, el tubo que se saca a la superficie para permitir el ingreso de aire.

La Armada no consideró el incidente de gravedad y ordenó al capitán que abandone sus tareas de control de pesa ilegal y ponga rumbo a Mar del Plata, su puerto final a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires. Desde entonces no se supo nada más.

Facebook Comments