China no suspende el suministro de petróleo a Corea del Norte

El gobierno chino eludió confirmar este jueves si cortará el suministro de petróleo a Pyongyang, tal y como le solicitó el miércoles el presidente estadounidense Donald Trump a su homólogo chino, Xi Jinping, tras el último misil lanzado por el régimen norcoreano el martes.

El vocero de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, resaltó el cumplimiento de la administración de Xi a las sanciones impuestas por las Naciones Unidas, dando a entender que desestimaría las medidas unilaterales tomadas por Estados Unidos. “Siempre hemos dicho que las resoluciones (del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) deben ser implementadas”, señaló el portavoz en rueda de prensa, consultado por el tema.

Geng se limitó a afirmar que su país, principal aliado de la dictadura de Kim Jong-un, está “comprometido” con la desnuclearización de la península coreana y con una “resolución pacífica” de la crisis nuclear sin confirmar ni desechar dicha medida.

El funcionario chino reiteró, como ha venido haciendo en los últimos días, que la vía militar “no es una opción” y que espera que las partes implicadas puedan solucionar el conflicto “a través del diálogo y la negociación”.

En septiembre pasado, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU impuso una limitación del suministro de productos refinados.

Ahora el presidente estadounidense Donald Trump le pidió a su homólogo chino Xi Jinping que suspenda completamente el suministro de productos petroleros.

China es de hecho el principal sostén económico de Corea del Norte y prácticamente su único proveedor de petróleo.

Esa suspensión “sería un esfuerzo decisivo en los esfuerzos mundiales para frenar a ese estado paria”, declaró la embajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley.

Sin embargo, China es reticente a cualquier embargo petrolero integral contra Corea del Norte.

Medios norcoreanos publicaron hoy una galería de imágenes de su nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), el Hwasong-15, que muestran la preparación para su lanzamiento y el proyectil en ascenso, así como a un sonriente Kim Jong-un que observa todo el proceso a la intemperie y desde un puesto de control.

Facebook Comments