Según el FBI, se incrementó en 4.6% los crímenes de odio en 2016

Los delitos de odio en Estados Unidos aumentaron en 2016 contra varios grupos incluidos los árabes, latinos, musulmanes y de personas transgénero, según informó el (FBI).

Los crímenes anti transgénero subieron un 44 por ciento, los incidentes contra los árabes aumentaron un 38 por ciento, los crímenes anti musulmanes aumentaron un 19,5 por ciento, los crímenes de odio contra blancos aumentaron un 17,5 por ciento y los incidentes motivados por el odio contra los latinos aumentaron un 15 por ciento.

Entre tanto, los incidentes antisemitas aumentaron en un tres por ciento, los crímenes de odio contra los negros se redujeron en un 0.3 por ciento y los delitos contra los asiáticos se mantuvieron estables, según el informe.

De acuerdo con el FBI, en 2016 hubo más de 6.100 crímenes de odio, lo que supone un incremento con respecto a los 5.800 incidentes de 2015; la cifra representa un aumento de 4,6 por ciento.

Como en 2015, el antisemitismo volvió a ser la principal causa de los crímenes de odio religiosos al motivar el 55 por ciento de los ataques, seguidos de los incidentes generados por la islamofobia, sentimiento hostil que generó el 25 por ciento de los crímenes de odio relacionados con el credo de las víctimas.

El Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR) señaló que los crímenes de odio contra los musulmanes han aumentado casi un 600 por ciento en los últimos tres años.

Hay que tener en cuenta que los datos del FBI no representan la realidad de forma fidedigna. Por un lado, las agencias policiales no están obligadas a reportar sus datos sobre crímenes de odio al FBI y alrededor de 3,000 de ellas no lo hacen. El 88% de las que deciden entregar su información reportan 0 incidentes.

Por otro, solo uno de cada tres crímenes de odio son denunciados a las autoridades, según un estudio del Departamento de Justicia de 2013. Por ejemplo, los expertos aseguran que los inmigrantes, ya sean indocumentados o no, denuncian menos este tipo de episodios por miedo a la deportación o a las represalias por parte de las fuerzas del orden. La misma agencia calcula que cada año hay unos 250,000 casos de crímenes de odio (40 veces más que la estimación del FBI).

El FBI define un delito de odio como una pena motivada por la “parcialidad racial, étnica, tipo de ascendencia, religión, orientación sexual, discapacidad, género e identidad de género”.

La oficina del FBI rastrea datos de crímenes de odio desde 1992.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.