La relación secreta de WikiLeaks y Donald Trump Jr.

Donald Trump hijo, el primogénito del presidente de Estados Unidos, intercambió varios mensajes privados a través de Twitter con la plataforma Wikileaks durante y después de la campaña electoral, según publicó la revista The Atlantic, que accedió al contenido de varias de esas misivas.

En ellas, la organización fundada por Julian Assange anima al joven a difundir sus filtraciones, aconseja que el entonces candidato presidencial cuestione el resultado de la elección si pierde y hasta pide ayuda para que Assange se convierta en el embajador australiano en EE UU.

El hallazgo pone de nuevo a Trump junior bajo sospecha en el caso de la llamada trama rusa, la injerencia de Moscú en los comicios americanos para favorecer la llegada del neoyorquino a la Casa Blanca y la posible conchabanza del entorno del hoy presidente en esta estratagema.

En julio trascendió que se había reunido con una mujer que se presentaba como cercana al Kremlin y que le había prometido información comprometedora contra Hillary Clinton, la rival electoral. En dicho encuentro también participó el yerno de Trump, Jared Kushner.

Lo que has trascendido ahora muestra las simpatías del hijo del mandatario con la plataforma que difundió los correos pirateados de la campaña de Clinton y que es responsable de la macrofiltración de cables del Departamento de Estado en 2010.

Esta comunicación se produjo días antes de la evaluación oficial que realizó la comunidad de inteligencia que decía que Rusia estaba detrás de los hackers del Comité Nacional Demócrata y estaba difundiendo información a través de WikiLeaks y de Guccifer 2.0.

El 7 de octubre de 2016, WikiLeaks también comenzó a publicar los correos electrónicos de Podesta.

Trump Jr. sólo respondió tres veces agradeciendo la información sobre la web anti-Trump, haciendo un leve comentario sobre Clinton y, en octubre de 2016, antes de las revelaciones de WikiLeaks sobre la candidata republicana, pregunta: ¿Qué hay detrás de estas filtraciones de las que sigo leyendo?

“WikiLeaks puede ser muy eficaz para convencer incluso a gente de alto perfil que es de su propio interés promover enlaces a sus publicaciones”, dijo en Twitter el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al explicar que los mensajes del grupo eran parte de sus esfuerzos de promocionarse.

Luego de que The New York Times diera a conocer detalles de una reunión entre Trump Jr. y la abogada Natalia Veselnitskaya, vinculada al Kremlin, WikiLeaks le pidió que les enviara los correos electrónicos para publicarlos. Poco después, el hijo del presidente estadounidense publicó los correos en su cuenta de Twitter y Julian Assange incluso confirmó en un tweet que ellos ya se los habían pedido.

Julian Assange ha respondido a través de Twitter que no puede confirmar la autenticidad de los mensajes ya que Wikileaks no mantiene tales registros y que la publicación de The Atlantic carece del contexto completo.

Facebook Comments