Trump: “EE.UU. está listo para usar su capacidad militar contra Pyongyang”

El presidente de EEUU, Donald Trump, alertó desde Seúl que Estados Unidos está dispuesto -si fuera necesario- a utilizar toda la gama de fuerzas militares para detener un eventual ataque de Corea del Norte, aunque hará uso de “todas las herramientas cortas de acción militar disponibles” para prevenir el conflicto.

A pesar de las advertencias a Pyongyang, Trump invitó al régimen de Kim Jong Un a “sentarse en la mesa” de negociaciones y “hacer un trato” que permita atajar la escalada de tensiones que se ha desatado con el desafío armamentístico norcoreano.

En declaraciones a poca distancia de Corea del Norte durante una visita a Seúl, Trump dijo que aunque “Dios quiera” que no se requiera emplear toda la fuerza militar de Estados Unidos, hará lo que sea necesario para impedir que un “dictador norcoreano” amenace a millones de vidas.

“No podemos permitir que Corea del Norte amenace todo lo que hemos construido”, aseguró Trump luego de reunirse con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien se ha mostrado más inclinado a un acercamiento diplomático con Pyongyang.

Pero en un momento en que adoptó una postura más mesurada y menos confrontacional, el mandatario estadounidense también exhortó a los norcoreanos a “hacer lo correcto” y dijo: “veo cierto movimiento”, aunque no dio más detalles.

Pyongyang representa “una amenaza mundial que exige una respuesta mundial”, declaró, aunque aseguró ver algunos cambios en la situación.

“Creo que conseguimos muchos avances”, añadió, y elogió el papel “muy, muy útil” de su homólogo chino Xi Jinping en esta crisis.

Tras la primera escala de su gira asiática en Tokio, Seúl parecía una etapa complicada para Trump, que mantiene relaciones menos cordiales con Moon Jae-In que con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

El presidente de EE.UU. ha recordado que el Pentágono mantiene actualmente en las cercanías de la península coreana un submarino y tres portaaviones de propulsión nuclear en lo que supone una muestra de fuerza ante el régimen norcoreano y sus continuas pruebas de armas.

También ha pedido aplicar sanciones de la ONU que castigan las pruebas armamentísticas de Corea del Norte y ha instado a “abandonar el intercambio comercial” para ejercer más presión sobre el hermético país, en una clara referencia a Pekín, principal aliado de Pyongyang y a donde Trump viaja en el marco de su gira asiática.

Al reunirse con los comandantes militares para hablar sobre la crisis con Corea del Norte, Trump dijo a periodistas: “Finalmente tendremos que buscar una solución, ésta siempre aparece, tiene que aparecer”, sin entregar detalles.

Facebook Comments