Autor del tiroteo en Texas recibió dos disparos de un vecino y luego se suicidó

Devin Patrick Kelley, el hombre que es señalado de asesinar a 26 personas en una iglesia bautista de Texas, sufrió tres heridas de bala, incluido un disparo autoinflingido en su cabeza, revelaron las autoridades del estado.

Kelley, de 26 años, fue impactado en una pierna y en su torso cuando un ciudadano armado le disparó, informó Freeman Martin del Departamento de Seguridad Pública de Texas, citando los resultados de la autopsia.

Sin embargo, no quedó claro si Kelley murió por la herida de bala que se autoinfligió o si su deceso fue producto de los otros disparos que recibió.

Un día después del peor tiroteo masivo en la historia de Texas, la Fuerza Aérea de Estados Unidos y el Departamento de Defensa señalaron que investigan cómo se manejaron los registros de las acusaciones de violencia doméstica contra Kelley cuando él se encontraba sirviendo en la Fuerza Aérea. Situación que lo habría descalificado para poder obtener un arma bajo la ley federal.

El Departamento de Seguridad informó que momentos antes de su muerte, un vecino testigo lo disparó en la pierna y en el torso.

Stephen Willeford escuchó el tiroteo desde su casa y al ver que Kelley huía, no dudó en dispararle para interceptarlo.  A pesar de que en primera instancia las autoridades dudaron de si el asesino se suicidó o murió a causa de los disparos del vecino, la autopsia reveló que el tiro que él mismo se propinó en la cabeza fue mortal.

El asesino, que tenía antecedentes por maltrato doméstico y maltrato animal, se suicidó tras escapar de la zona del tiroteo y ser perseguido por carretera durante varios minutos por Willeford y otro vecino, Johnnie Langendorff, que estaba cerca de la iglesia y vio el altercado.

Kelley perpetró esta masacre vestido con un chaleco antibalas y armado con un potente rifle semiautomático Ruger AR en el templo First Baptist Church de Sutherland Springs, un pueblo situado 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas).

Según las investigaciones policiales, el asesino mató a dos personas fuera de la parroquia y a 23 dentro del recinto, y un niño murió víctima de las heridas en un centro médico local poco después del ataque.

Facebook Comments